Suspenden de por vida a corredor que golpeó trasero de periodista

Un muy mal chiste o un atrevimiento insolente, desafortunado e indignante. Entre esos dos extremos está la acción protagonizada por un corredor estadounidense este fin de semana, una acción que ha generado polémica en redes sociales y posicionado, una vez más y con razón, los temas de violencia de género, acoso sexual y desprotección de las mujeres frente a vulgares machismos.

El pasado sábado, durante una carrera local en la ciudad de Savannah, Georgia, Tommy Callaway creyó divertido golpear el trasero de la periodista de WSAV-TV Alex Bozarjian, mientras ésta reporteaba en directo lo que sucedía en la carrera.

Al pasar corriendo a su lado, Callaway, de 43 años, a diferencia de otros corredores que sólo saludaban ante cámara, prefirió dar una “nalgada” a la reportera, quien quedó estupefacta ante la osadía y el ultraje, y se vio obligada a perder el ritmo de su trabajo por unos segundos.


De inmediato la escena ganó visibilidad en el ciberespacio y muchos internautas mostraron su apoyo a la periodista, así como su enérgico rechazo a la acción del que no pocos comenzaron a calificar como un “agresor sexual”, un “machista” o “misógino”.

“Al hombre que me ha dado un golpe en el trasero en directo esta mañana: me has violado, objetivado y avergonzado. Ninguna mujer debería estar así en el trabajo o en ningún sitio”, denunció la víctima en sus redes sociales.

Joseph Turner, abogado de Callaway, declaró sobre el hecho a CBS News que su cliente “no actuó con intenciones criminales… Tommy es un amado esposo y padre… No esperamos cargos criminales”.

Sin embargo, la propia Bozarjian, entrevistada por la citada cadena televisiva, precisó que lo más importante de lo sucedido es que el agresor “tomó mi poder”. Con independencia de que vaya a hacer o no, dijo, refiriéndose a la posibilidad de tomar acciones legales contra el corredor, “quiero tomarme un tiempo para analizarlo todo… Se sirvió de mi cuerpo”.


Hasta el momento ha trascendido que Tommy Callaway, que fue identificado en las redes sociales por su número de corredor en la carrera del sábado, fue vetado de todo evento deportivo local por el Consejo de Deportes de Savannah.

“No vamos a tolerar este comportamiento en los eventos organizados por el Consejo de Deportes de Savannah. Hemos tomado la decisión de prohibir a este individuo cualquier registro en las carreras del consejo”, manifestó la organización deportiva en Twitter.

Con parte de la opinión pública pendiente de si la reportera emprenderá acciones legales y esperando unas disculpas públicas del corredor, el atrevimiento del sábado demuestra cuánto se puede hacer aún en materia de igualdad de género.

Cuando ningún hombre considere gracioso o natural golpear el trasero de una mujer o tocarla se habrá avanzado mucho, pero lamentablemente sucesos como el de la carrera de Savannah ocurren a diario, sin que todos gocen de igual visibilidad y condena.