Revelan video de Vladimir Putin nadando con delfines en Varadero

Su majestad estuvo de visita en Cuba en 2000. Entonces fue a Varadero y nadó con delfines del lugar. El Kremlin revela las imágenes para conmemorar el aniversario 20 de su coronación. Dios salve al zar
 

Reproduce este artículo

El Kremlin quiere festejar el 20 aniversario de la “coronación” de Vladimir Putin, zar de todas las Rusias, con un homenaje sui generis: acaba de revelar más de 600 fotos y dos horas de video de su majestad, en la que se lo ve haciendo todo tipo de actividades. En uno de los videos aparece en Varadero, Cuba, jugando con unos delfines.

De acuerdo con la oficina de prensa del gobierno, las imágenes fueron tomadas durante la primera visita de Putin a Cuba, en diciembre del año 2000, poco después de su ascensión, cuando fuera invitado por el entonces gobernante Fidel Castro. El viaje a Varadero, junto a su esposa Lyudmila, dio fin a su estancia en Cuba.

El sitio web promete a los usuarios “las fotos y videos más vívidos e interesantes de los últimos años”, y se dice que algunos son conocidos y otros se ven por primera vez.

Putin se convirtió en presidente de Rusia el 31 de diciembre de 1999, cuando el presidente Boris Yeltsin anunció que renunciaría antes de completar su segundo mandato y nombró a Putin, entonces primer ministro del país, como su sucesor. Putin sirvió dos mandatos entre 2000 y 2008, y se desempeñó como primer ministro entre 2008 y 2012 antes de ser reelegido como presidente. En 2018, fue elegido para un cuarto mandato presidencial.

Dicen que Putin es un gran amante de los animales; hay fotos de él en las que aparece con osos, renos, ciervos, perros… Nadie sabe si ese amor es sincero o fingido, pero lo cierto es que sus asesores lo explotan para reforzar su imagen de hombre cariñoso y fuerte, lo que se dice un ruso de cuerpo atlético y gran corazón.

Las agencias estatales han hecho públicas su afición a los animales y a los autos de lujo; su excelente conocimiento de las armas y del pilotaje de aeronaves; su buen gusto por los trajes y su capacidad de tratar con los niños, las mujeres y los rockeros de Moscú. Han hecho de su personaje una especie de superhéroe y sex-symbol, mezcla de Tom Cruise y Capitán América, pero a la rusa. A su repertorio ahora se agrega este affair tropical con los delfines.