Movimiento al Socialismo de Evo Morales se muestra ansioso por alianza en su contra en elecciones
El expresidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que la derecha pretende unirse en una alianza partidista para derrotar a su partido en las elecciones de septiembre
Evo Morales, jefe de campaña del Movimiento al Socialismo. Efe/Archivo

El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales expresó este viernes sus sospechas, y acaso sus temores, de una alianza electoral de la derecha contra la candidatura de su partido izquierdista en las elecciones de septiembre en Bolivia, un “pacto” que aseguró ha sido creado por “instrucciones de Donald Trump”.

Morales dirige desde Argentina la campaña electoral de su partido, y desde ahí advirtió, por medio de su cuenta de Twitter, de un "pacto" entre la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, candidata de la alianza Juntos, y el expresidente boliviano Carlos Mesa, de la Comunidad Ciudadana, para los comicios del 6 de septiembre.

Según Morales, la alianza respondería al interés del Gobierno de Donald Trump desde Estados Unidos, "para reeditar la megacoalición del neoliberalismo", en referencia a gobiernos de derecha en Bolivia anteriores al ascenso del MAS al poder en 2006.

Se desconoce si en efecto la alianza de derecha está en gestación, pero al parecer las sospechas y temores de Morales han surgido luego de que el diario boliviano El Deber publicara unas declaraciones del ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, uno de los hombres fuertes del gabinete de Áñez, en las que asegura que no ve difícil un pacto.

 

 

El funcionario anunció sorpresas en próximos días, sin dar detalles, pero mencionó una posible "apertura" por parte de Mesa, lo que ha sido interpretado como un acercamiento político con Áñez.

De momento, el partido de Morales se ha mantenido en ventaja en los sondeos de opinión.

El candidato del MAS, el exministro Luis Arce, iba primero en las encuestas en marzo antes de que se aplazaran los comicios, seguido de Mesa y de Áñez, aunque sin una victoria clara en primera vuelta.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, del MAS, declaró que "ojalá que ahora tomen la invitación que hizo la presidente transitoria y veamos cuáles son los resultados", confiado en una victoria de su partido.

A los comicios concurren ocho candidaturas, de las que las encuestas daban ventaja al MAS, con Mesa como única opción de forzar una segunda vuelta o si acaso también Áñez, antes de que en marzo fueran aplazados los comicios que estaban inicialmente previstos para el 3 de mayo, al declararse en el país estado de emergencia sanitaria por la COVID-19.

(Con información de Efe)

 

Las elecciones para elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores están pendientes desde la anulación de los comicios de octubre pasado, en los que el entonces mandatario Evo Morales había sido declarado vencedor para un cuarto mandato seguido, con un escaso margen sobre Mesa, y luego renunció entre denuncias de fraude a su favor.

Morales denunció que era forzado a dejar el poder por un golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otras, para privarlo de su nueva victoria electoral y obligarlo a renunciar tras casi catorce años en el poder.