Enviado de Trump abandona toma de posesión de presidente de Argentina

Mauricio Claver-Carone, enviado de la Casa Blanca a toma de posesión de Alberto Fernández en Argentina, abandonó el país cuando se supo acompañado por un representante oficial del régimen de Maduro
Mauricio Claver-Carone. /Foto: Twitter
 

Reproduce este artículo

Mauricio Claver-Carone, enviado del ejecutivo de Estados Unidos a la ceremonia de toma de posesión del mandatario argentino Alberto Fernández, abandonó el país en señal de protesta, al conocer que prófugos de la justicia en la región habían sido invitados por las nuevas autoridades argentinas, informó El Clarín.

De acuerdo con la nota, el delegado de la Casa Blanca canceló entrevistas y se retiró antes de la fecha prevista cuando conoció que se encontraba en el mismo lugar que Rafael Correa, solicitado por la justicia de Ecuador, y Jorge Rodríguez, un ministro del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

El gobierno de Estados Unidos no reconoce a Maduro como un actor diplomático legítimo, y ha impuesto sanciones financieras sobre vario de sus colaboradores cercanos. EEUU reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. De hecho, Claver-Carone se reunió el martes en Buenos Aires con Elisa Trotta Gamus, la representante de Guaidó en Argentina.

Hasta el momento, no está del todo clara cuál será la posición del nuevo ejecutivo argentino respecto a Venezuela.

Las declaraciones de Alberto Fernández sobre el asilo político que pudiera otorgar Argentina al expresidente de Bolivia, Evo Morales, influyeron en el retiro del delegado norteamericano.  

Claver-Carone, asesor del presidente Donald Trump, aseguró a El Clarín que desconocía de la presencia de Jorge Rodríguez en la ceremonia, en representación del dictador venezolano.

 

 

“Desafortunadamente, debido a algunas invitaciones y sorpresas de las que nos enteramos al llegar, decidí no ir y me voy temprano”, explicó el asesor al diario argentino, y dio por canceladas las reuniones previstas en Argentinas.

Un reporte de Bloomberg asegura que fuentes gubernamentales confirmaron el retiro abrupto del asesor de Trump, y dijeron que el nuevo presidente argentino— cuya vicepresidenta es Cristina Fernández, exmandataria de ese país y también investigada por la justicia— tiene previsto reunirse este miércoles con Michael G. Kozak, subsecretario interino de asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, y con Edward Prado, embajador de EEUU en Argentina.

Según dijo el enviado norteamericano, Trump “permanece comprometido” a ayudar al gobierno de Fernández a sacar adelante la deprimida economía del país sureño, afectada por la inflación y la deuda pública.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel también asistió a la toma de posesión de Fernández. “Hemos vivido este triunfo [la victoria electoral del peronismo] como un triunfo también de la revolución cubana”, dijo Díaz-Canel este miércoles en Buenos Aires, ensalzando al estrenado mandatario para que tome partido a favor de los regímenes totalitarios en la región, liderados por Isla comunista.