El papa elimina el “secreto pontificio” para casos de abuso sexual contra menores
El papa Francisco promulgó este martes dos nuevas leyes destinadas a facilitar las investigaciones sobre denuncias de abusos sexuales contra menores, cometidos por miembros del clero
Papa Francisco. Fotografía de 2015.
 

Reproduce este artículo

El papa Francisco aprobó este martes dos normativas que suspenden el derecho al llamado “secreto pontificio”, cuando se trata de investigaciones sobre abuso sexual, reportan hoy medios de la prensa internacional.

La medida busca apoyar a las autoridades judiciales a esclarecer casos y denuncias sobre conductas sexuales inadecuadas por parte de miembros del clero, que antes podían ampararse en un derecho al silencio. Asimismo, las normas prohíben “la imposición de silencio a las víctimas de abusos”, refiere una nota de EFE.

“No puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante, ni a la persona que afirma haber sido perjudicada, ni a los testigos”, dicta la norma.

El diario español El País señaló la coincidencia en que justamente este martes el papa Francisco cumple 83 años. “La nueva norma se propone terminar con la ley del silencio que tantos años ha rodeado los casos de abusos y agilizará la tramitación de las denuncias y su posible traspaso a las autoridades civiles, en caso de que el país donde se hayan producido obligue a ello, tal y como sucede ya en Estados Unidos”, indica el diario.

La normativa, de aplicación inmediata, “no afecta al secreto de confesión, que sigue completamente vigente también para este tipo de delitos”, agrega el reporte.

 

 

“(…) se facilitará la posibilidad de una colaboración más concreta con el Estado, en el sentido de que la diócesis que tiene una documentación determinada ya no está ligada al secreto pontificio y puede decidir —como debe hacer— colaborar transmitiendo copia de la documentación también a la autoridad civil”, declaró el reportero italiano Andrea Tornielli, director editorial de comunicaciones en el Vaticano.

Víctimas de abuso sexual por parte de miembros del clero han celebrado la decisión del Francisco. “(…) Muchos obispos deberían estar en la cárcel, pero siento que se les acabó el carnaval de la oscuridad y ahora tienen que colaborar con la justicia, entregar los documentos y dejar de escudarse tras esta pared del secretismo”, consideró Juan Carlos Cruz, un chileno abusado por el obispo Fernando Karadima, quien fuera expulsado del sacerdocio por el papa Francisco en septiembre de 2018.

“Hoy a callar y a colaborar! A todos esos obispos chilenos y de otras partes del mundo se les terminó el carnaval de secreto y de las oscuridad”, añadió Cruz

La segunda ley aprobada hoy por el papa eleva la edad en que la pornografía deja de considerarse infantil, de 14 a 18 años, y contempla la posibilidad de que los abogados involucrados en procesos de Derecho Canónigo sean civiles.

La Santa Sede condena ahora “la adquisición, posesión o divulgación, con un fin libidinoso, de imágenes pornográficas de menores de 18 años por parte de un clérigo”.