Diosdado Cabello estuvo detrás de ataque a Guaidó, dice EEUU
Unos 2.000 simpatizantes de Guaidó se movilizaban por Barquisimeto cuando comenzaron a sonar ráfagas de detonaciones. El hecho dejó al menos cinco personas heridas
Atentado contra Guaidó/ INFOBAE
 

Reproduce este artículo

Estados Unidos responsabilizó al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) chavista, Diosdado Cabello, del atentado de los colectivos chavistas perpetrado el pasado sábado en Barquisimeto contra el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

La cuenta de la Embajada Virtual norteamericana en Venezuela apuntó contra el poderoso dirigente chavista, considerado el número dos del régimen: “Estos son los colectivos armados matones que Diosdado Cabello llama ‘Hombres de Paz’ y que ha convocado para enfrentar a Juan Guaidó”.

“¿Qué tan involucrado está Diosdado Cabello coordinando intentos de asesinato y violencia contra la democracia? La democracia no puede ser intimidada”, agrega el mensaje publicado por la Embajada norteamericana, que fue acompañado por una foto en la que se ve el momento en que un hombre armado apunta directamente contra Guaidó.

Precisamente este lunes Cabello se refirió a lo sucedido el sábado: “Uno ve las fotos de Barquisimeto y se pregunta ¿Dónde está la gente que acompaña a Juan Guaidó? En la foto hay un hombre armado y ninguno se alarma, nadie dice ‘Al suelo’ ¿Dónde está su gente de seguridad?”.

Guaidó utilizó su cuenta de Twitter para responderle: “En La Guaira, desde muchachos, nos enseñan a dar la cara y a no poner en riesgo a los demás por decisiones que tomamos nosotros. No todos optan por mojar los pantalones cuando alguien armado amenaza con disparar. Soy de una generación que en las contiendas prefiere hacer frente”.

El presidente encargado de Venezuela fue víctima el sábado de un atentado por parte de los colectivos chavistas durante una movilización en la ciudad de Barquisimeto. El vehículo en el que se transportaba el líder político recibió nueve impactos de bala.

“La cobarde dictadura cobarde intentó asesinarme. Nueve impactos de bala recibió mi vehículo”, denunció el titular de la Asamblea Nacional (AN), en un video en vivo en su cuenta de Twitter. “Nicolás Maduro es un cobarde que no puede salir a las calles y por eso envía a grupos armados”, agregó.

Guaidó también apuntó contra Cabello, a quien también calificó de cobarde y dijo que el pueblo lo detesta: “Por eso agreden de esta manera a nuestra gente”.

El hecho provocó un fuerte repudio por parte de la comunidad internacional. El gobierno de Estados Unidos rechazó “los actos de desesperación y violencia” contra la manifestación liderada por Guaidó, según un mensaje de la cuenta de Twitter de la cerrada embajada de Washington en Caracas. Además, la cuenta diplomática sostuvo que el ataque fue “otro recordatorio de cómo el mundo debe defender a Venezuela” y destacó que “la democracia no puede ser intimidada”.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, escribió en su perfil de la red social: “Condenamos los ataques y agresiones perpetradas hoy con uso de armas de fuego por colectivos armados y fuerzas represoras el régimen de Venezuela contra Juan Guaidó y la sociedad civil”.

Unos 2.000 simpatizantes de Guaidó se movilizaban por Barquisimeto cuando comenzaron a sonar ráfagas de detonaciones. La movilización se dispersó, aunque finalmente pudo reagruparse. El hecho dejó al menos cinco personas heridas.

Doce miembros del Grupo de Lima también condenaron el atentado contra Guaidó: “Los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, miembros del Grupo de Lima, condenan los actos de violencia cometidos por grupos paramilitares de la dictadura de Nicolás Maduro, contra el Presidente Encargado Juan Guaidó, el pueblo que lo acompañaba y miembros de la prensa que cubrían la actividad en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara”, señala el texto firmado por esos países, y divulgado el domingo por la cancillería de Colombia.

La ex fiscal general del país, Luisa Ortega Díaz, quien se encuentra exiliada en Bogotá, adelantó que presentará pruebas ante la justicia internacional del ataque del grupo paramilitar del régimen de Nicolás Maduro.