Cruceros Princess suspende viajes por dos meses a causa del coronavirus
La medida implica a todos los viajes programados del 12 de marzo al 10 de mayo, incluyendo dos barcos con pasajeros a bordo infectados con el nuevo coronavirus
Grand Princess
 

Reproduce este artículo

Cruceros Princess, el operador de dos barcos afectados por el coronavirus, declaró hoy que suspenderá las operaciones de sus 18 barcos durante dos meses, una medida que hizo caer un 22% las acciones de su matriz Carnival Corp en las operaciones previas a la apertura del mercado.

La medida implica a todos los viajes programados del 12 de marzo al 10 de mayo, según un comunicado, incluyendo dos barcos con pasajeros a bordo infectados con el nuevo coronavirus.

“Las personas que están a bordo de un crucero programado para terminar en los próximos cinco días continuarán su viaje hasta el final del trayecto”, dijo la empresa.

Por otro lado, “los viajes en curso hasta el 17 de marzo terminarán en un lugar conveniente para los invitados”, agrega el grupo, asegurando que la empresa se encargará de ayudar a sus usuarios a regresar a sus hogares.

A uno de los buques, el Grand Princess, se le negó la entrada a la Bahía de San Francisco el miércoles en su camino de regreso de Hawai, ya que las autoridades descubrieron que algunos pasajeros y miembros de la tripulación habían desarrollado síntomas similares a los de la gripe y que clientes de un crucero anterior a México abordo del mismo barco habían dado positivo de coronavirus.

El crucero Diamond Princess, que en un momento tuvo la mayor cantidad de infecciones fuera de China, estuvo en cuarentena frente a la costa de Japón en febrero. De las personas a bordo, unas 700 se infectaron y seis murieron.

La línea de cruceros dijo que la suspensión fue una medida de precaución.

El nuevo coronavirus, con sus cancelaciones, cuarentenas y restricciones al movimiento de barcos y pasajeros, tiene en jaque al sector de los cruceros, que ve caer las acciones de sus empresas y temblar las prometedoras previsiones para 2020 sin una solución en el horizonte.

La recomendación de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. a los estadounidenses, especialmente a los que tienen problemas de salud, para que pospongan sus viajes en cruceros ha sido un revés para un sector ligado a la propagación del coronavirus fuera de China, donde se originó, desde sus inicios.

Las acciones de las navieras dedicadas al turismo sufrieron retrocesos considerables en las bolsas a partir de esa recomendación, pero la caída viene de antes.

En un reciente informe, la agencia Bloomberg indicó que las tres mayores operadoras de cruceros han perdido en menos de dos meses más de la mitad de su valor de mercado, lo que equivale a más de 42.000 millones de dólares.