Cierra zoológico más antiguo del mundo a causa del coronavirus

El Zoológico de Londres, el más antiguo del mundo, cerró este jueves debido a la cuarentena impuesta por el gobierno a la capital de Inglaterra como parte de la lucha contra el nuevo coronavirus.

Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial los directivos de esta institución, que alberga a casi 18 mil animales en sus áreas, enfrentan la difícil situación de garantizar el bienestar de las especies sin sus ingresos habituales.

“Por lo general, dependemos totalmente del apoyo del público, por lo que si la gente no entra por las puertas, los ingresos no llegan”, dijo esta semana Kathryn England, jefa de operaciones del centro, el más antiguo de su tipo en el planeta.

La directiva explicó que se encuentran enfrascados en hallar nuevas formas de generar apoyo económico para el sustento diario de los animales, pero aseguró que han planificado bien una estrategia que les garantice, al menos, mantener el trabajo de su personal durante la cuarentena.

Algunos de los 50 empleados diarios del zoológico han optado por mudarse a los hospedajes ofrecidos a los visitantes que pagan el servicio de “una pijamada en el zoo”, en una muestra de compromiso con su trabajo.

Según cifras publicadas por Reuters, los ingresos por concepto de ventas diarias de boletos de las instalaciones que conforman la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) fueron de unos 33 millones de dólares el año pasado. Un cierre prolongado de estos supondría un enorme problema logístico para mantener a salvo a las importantes especies que allí habitan.

Ubicado en el centro del Reagent´s Park, el zoológico ha sobrevivido a las dos guerras mundiales. Solo experimentó un breve cierre durante la segunda de estas, siendo reabierto en cuanto fue posible para levantar la moral de la ciudad de Londres.

El director General de la institución, Dominic Jermey, destacó en el comunicado oficial del cierre el valor de sus trabajadores y pidió apoyo a los seguidores de la institución abierta por primera vez al público en el año 1847.

“Ante la verdadera adversidad, han demostrado su voluntad de hacer lo que sea necesario para mantener a los animales del zoológico a salvo y bien. Creo que nuestros visitantes, miembros y seguidores nos mostrarán la misma lealtad en este momento difícil”.

Aún en estas condiciones, la ZSL ha ofrecido ayuda en la transportación de trabajadores claves en el servicio de la salud y han enviado paquetes de alimentos provenientes de sus restaurantes a los hospitales cercanos.