Barbados se convierte en república y dice adiós a la monarquía británica

Independiente del Reino Unido desde 1966, Barbados celebró su transición de la monarquía al gobierno republicano después de unos cuatro siglos de sujeción al soberano británico.
barbados-república-más-joven-del-mundo-indepedencia-reino-unido.jpg
 

Reproduce este artículo

La pequeña isla de Barbados se convirtió en la república más joven del mundo, con la juramentación de la primera presidenta en su historia.

Independiente del Reino Unido desde 1966, Barbados celebró su transición de la monarquía al gobierno republicano después de unos cuatro siglos de sujeción al soberano británico.

La isla conocida por sus playas paradisíacas, su ron, y por ser la cuna de la superestrella mundial Rihanna, tiene hoy como jefa de Estado a otra mujer, Sandra Mason, exgobernadora general del país, tras su elección el 21 de octubre.

Su investidura oficial en el cargo fue a la medianoche del lunes en la capital, Bridgetown. El estandarte de la reina fue retirado y la presidenta electa fue investida ante el magistrado más alto del país. Luego se izó la bandera presidencial.

Invitado para la ocasión, el príncipe Carlos, heredero de la corona, se unió a las celebraciones, al igual que Rihanna. Se levantó temporalmente el toque de queda impuesto por el coronavirus para permitir que los barbadenses disfrutaran de las festividades.

No estoy muy emocionado de que Barbados se convierta en una república, simplemente porque la gente no sabe que nos estamos convirtiendo en una república”, dijo Ian Trotman, un fabricante de textiles de 58 años que echó de menos una campaña informativa para los habitantes.

Barbados seguirá siendo miembro de la organización de la Commonwealth, como señaló el lunes el primer ministro británico, Boris Johnson, en un comunicado.

"Seguiremos siendo amigos y aliados incondicionales, aprovechando las afinidades y conexiones duraderas entre nuestros pueblos y el vínculo especial del Commonwealth", escribió Johnson.

En entrevista con BBC Mundo, el historiador barbadense Henderson Carter explica qué significa esta nueva etapa, cuál es la relación actual con la Corona británica y qué futuro le depara al país.

“Durante más de 300 años hemos tenido gobernadores que han estado tomando decisiones en nombre de la Corona. Lo que estamos haciendo es un cambio simbólico y psicológico”, dijo.

“Lo que está ocurriendo ahora es que nos estamos quitando el yugo colonial. Es un momento especial para personas que durante muchos años sufrieron esclavitud, represión y terribles condiciones bajo el mandato británico”, agregó.

La isla no necesitaba permiso del Reino Unido para convertirse en república. Este es un paso que el Caribe no había experimentado desde la década de 1970, cuando Guyana, Dominica y Trinidad y Tobago se convirtieron en repúblicas.