Traficantes arrojan a dos niñas desde la valla en la frontera con México

Las dos pequeñas, víctimas de las mafias que pululan en la frontera México-EEUU, fueron dejadas a su suerte en el desierto, pero salvaron la vida gracias a la Patrulla Fronteriza de Texas.
 

Reproduce este artículo

Traficantes de personas arrojaron a dos niñas ecuatorianas a Estados Unidos desde la valla que separa la frontera con México. Las pequeñas lograron sobrevivir al ser rescatadas por la Patrulla Fronteriza.

Cámaras de vigilancia captaron el suceso: las dos niñas caen desde la parte superior del muro mientras se ve a los dos traficantes que huyen del lugar después de que estas cayesen al suelo ya en la parte estadounidense. Las menores fueron rescatadas por los agentes fronterizos y permanecen bajo su custodia.

Ecuador condenó rápidamente los hechos y ordenó a su consulado en Houston, Texas, para que preste a las menores toda la ayuda legal y material necesaria.

El comunicado de la cancillería de ese país sudamericano muestra rechazo a “este inhumano e irracional accionar de quienes delinquen traficando ilícitamente con migrantes” y apeló a las familias para “evitar exponerse o exponer a sus hijos a los peligros que conlleva la migración irregular”.

Por su parte, el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, expresó su preocupación por “la forma inhumana en que los traficantes abusan de los niños mientras se benefician de la desesperación de los padres”, unos actos que ha calificado como “criminales”.

“Justo este mes, una niña de seis meses fue arrojada al río. No cabe duda de que los niños son excepcionalmente vulnerables cuando se los pone en manos de traficantes”, concluyó.

Las dos pequeñas son parte de las miles que están llegando en masa a la frontera a pesar de las advertencias del gobierno de Joe Biden de que no vengan a Estados Unidos, pues serán devueltos a sus países.

En febrero, el número de personas detenidas en la frontera fue el más alto del año fiscal: más de 100 000 personas, un 28% más de lo que contabilizaron en enero. Y las autoridades no esperan que este número baje en los próximos meses.

Como medida para desalentar la llegada de inmigrantes, funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) han advertido que desde marzo comenzaron a implementar el Título 42, que instauró el gobierno de Trump como consecuencia de la pandemia. Bajo esa política, más de 70 000 personas habían sido expulsadas en febrero.

Este jueves, el presidente Joe Biden criticó a México por "negarse a acoger" a algunas de las familias migrantes que Estados Unidos deporta inmediatamente amparándose en la pandemia, en aparente referencia a una ley mexicana que ha provocado que no acepte ciertas expulsiones en parte de la frontera.

"Estamos negociando con el presidente de México, creo que vamos a ver un cambio, todos (los migrantes indocumentados) deberían poder ser devueltos", afirmó.