Ancianos con coronavirus celebran sus bodas de oro en la unidad de cuidados intensivos
Sandra (71) y su esposo Giancarlo (73) cumplieron 50 años de casados en un hospital. Pronto saldrán de la reanimación, recuperados de la covid-19
En la unidad de cuidados intensivos

En plena pandemia, una pareja de ancianos italianos hospitalizados por el coronavirus, festejó su aniversario de bodas en cuidados intensivos gracias a que los médicos organizaron todo para que estén juntos.

En imágenes que trascendieron, se ve cómo Sandra (71) y su esposo Giancarlo (73) se agarran las manos mientras están con respiradores desde las camas del Hospital Murri, ubicado en el municipio de Fermo en la región de las Marcas, Italia.

Personal del centro médico los acompañó en la fiesta, que duró solo 10 minutos, y para las fotos posaron haciendo corazones de amor con sus manos.

Fue Roberta Ferretti, una enfermera de reanimación en el hospital, quien descubrió que la pareja debía celebrar sus 50 años de casados, por lo que trabajó con los otros médicos para organizar una fiesta.

En diálogo con los medios locales, Ferretti relató: “Sandra lloraba mucho, no por ella misma, estaba preocupada por su esposo. Me dijo cuánto la amaba, después de tantos años. Cuando descubrí que era su aniversario, pensé que tenían que celebrarlo”.

“Pusimos las 50 velas en un pastel pequeño porque no se puede encender cerca del oxígeno, jugamos la Marcha nupcial, tenían sus camas juntas y se tomaron de las manos, con la poca fuerza que aún tienen”.


“Fue un momento increíble, muy hermoso, esos minutos nos pagan por todo el sacrificio que hicimos en estos días. Él seguía repitiendo cuánto la amaba y nos largamos a llorar”, confesó la mujer.

Los hijos de la pareja, llamados Gianluca y Andrea, recibieron las fotografías de la celebración y agradecieron al personal del hospital, diciendo que recibieron un “regalo fantástico” y que sus padres “nacieron para estar juntos, son una pareja pasada de moda, de las que ya no existen”.

Sandra y Giancarlo salieron de la reanimación y pronto podrán volver a casa juntos. La anécdota se suma a otras historias de supervivencia que se han vivido en los últimos meses, de dura lucha frente a la pandemia del coronavirus, que ya alcanzó los dos millones de infectados en todo el mundo.