Acusada de aborto queda en libertad y se salva de pena de 30 años en El Salvador
La joven, de 20 años, oriunda de una zona rural en el oriente del país, enfrentó hoy un juicio en el Tribunal de Sentencia local, corte que la declaró inocente del delito de homicidio agravado en perjuicio de un recién nacido

El Salvador está entre los países con las leyes más estrictas en abortos
 

Reproduce este artículo

San Salvador, 3 oct (ADN CUBA).- Una corte de El Salvador absolvió este jueves a otra joven, identificada como Yessenia Bonilla, del delito de homicidio agravado cometido al supuestamente abortar en noviembre de 2018, informó a Efe su abogada defensora, Teresa Delgado.

La joven, de 20 años y madre de dos menores que reside en una zona rural del oriental departamento de La Unión, enfrentó hoy un juicio en el Tribunal de Sentencia local, corte que la declaró inocente del delito de homicidio agravado en perjuicio de un recién nacido.

La letrada explicó que el juez José Cristóbal Reyes "no encontró, en la prueba presentada por la Fiscalía, ningún indicio que determinara la culpabilidad de Yessenia", por eso la absolvió.

La joven fue arrestada en enero del año en curso y estuvo encarcelada nueve meses en el Centro de Readaptación para Mujeres de Ilopango, conocido como cárcel de mujeres.

De acuerdo con su abogada defensora, Bonilla sufrió un parto "extrahospitalario" el 9 de noviembre de 2018 en su vivienda, en la que solo se encontraba con sus dos hijos menores, y "al ver que el recién nacido no respiraba salió a buscar ayuda y contó lo sucedido a policías".


 

 

Añadió que "los agentes (de la Policía) informaron a la Fiscalía y se comenzó una investigación por el delito de homicidio agravado, porque el recién nacido murió por no contar con asistencia (médica) inmediata".

Bonilla se suma a las mujeres que han sido liberadas en el último año en El Salvador tras ser procesadas por los delitos de homicidio agravado o intento de homicidio, cometidos al supuestamente abortar.

La última liberación fue la de la joven Evelyn Hérnandez, de 21 años, quien fue acusada de homicidio agravado, delito por el que el Ministerio Público pedía 40 años de cárcel.

Hernández fue liberada el pasado agosto, pero la Fiscalía presentó el 6 de septiembre una apelación contra la absolución de la joven.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y tipificado como homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.

Generalmente, las mujeres que llegan a un hospital en busca de ayuda médica por esos casos de partos extrahospitalarios son denunciadas por el personal médico que se supone debe asistirla, porque de lo contrario ellos pueden ser acusados de complicidad en el delito de homicidio.

El Salvador, junto a Honduras y Nicaragua, es uno de los países en el mundo con estrictas leyes en materia de abortos, pues los prohíbe en todas sus formas, incluso cuando la mujer ha sido embarazada producto de una violación, o en casos de incesto, entre otros.

(Con información de Efe)