'Estamos segregados': la queja de una turista italiana atrapada en Cuba
Una turista italiana sospechosa de haber contraído el coronavirus se queja de las "condiciones sanitarias dramáticas" de los hospitales de Cuba.
Turista italiana
 

Reproduce este artículo

El pasado viernes 13 de marzo, Marta Cavallo, una turista italiana sospechosa de haber contraído el coronavirus se quejó en su perfil de Facebook de la atención que ha recibido en Cuba y de las "condiciones sanitarias dramáticas" de los hospitales de la Isla.

"El miércoles nos despertaron a la medianoche para llevarnos al hospital y hacernos análisis, porque se habían encontrado casos de COVID-19 en Cuba. Nos dijeron que en cuatro horas habríamos regresado si dábamos negativo", explicó la turista quien se encontraba acompañada por otra persona, al menos.

"Nos recogieron a las 9:30 de la mañana. Después de insistir varias veces, a las 2:00 p.m., un médico nos dice que nuestras pruebas dieron bien. Desde entonces no hay noticias. Hemos vivido una pesadilla de 36 horas".

"Estamos en un hospital terrible, en condiciones sanitarias dramáticas. Nos dan la comida, nos piden que tomemos la sopa del plato, ni siquiera hay papel higiénico... No nos dan noticias de ningún tipo, es imposible hablar con los médicos!", se quejó.

"ESTAMOS SEGREGADOS, estamos exhaustos física y psicológicamente... preocupados, cansados, devastados, debilitados... ¡QUEREMOS VOLVER A CASA!", escribió la mujer.

Según ella, todo se debe a que el sábado 7, después de "un golpe de aire acondicionado" tuvo un poco de fiebre. No obstante, después de tomar paracetamol al día siguiente se recuperó. "¡He estado bien por días!", aseguró.

"¿A TODOS los italianos les están haciendo esto en Cuba?", preguntó antes de pedir ayuda para regresar a Italia.

"Somos negativos, solo queremos volver a casa, ¡tenemos derecho a regresar a nuestro país!", terminó su primera publicación.

Mientras tanto, en la noche de este sábado actualizó su situación: "Siempre en aislamiento forzado, siempre en la oscuridad de todo... NINGÚN MÉDICO nos habla, llamamos durante horas y nadie llega, nadie", detalló.

"Nos están negando el derecho a la información... es terrible no saber lo que está pasando. ¿Qué pasará con nosotros?", preguntó.

Cavallo especificó que, desde Italia, les viene "un enorme apoyo, pero también muchas y diferentes informaciones".

"Estamos confundidos. Queremos que las autoridades italianas se pongan en contacto con las cubanas y nos den información clara. (…) Esto no tiene sentido", se lamentó.

"Llevamos la misma ropa con la que nos ingresaron... No quieren buscar nuestras maletas, no podemos lavarnos ni cambiarnos. Tememos enfermar en este lugar. El cónsul italiano en Cuba no sabe decir nada, excepto que confiemos… Nos preguntamos en quién y en qué".

La turista italiana recalcó que ella y su(s) acompañante(s) no presentan ningún síntoma y que solo quieren retornar a su casa. Hasta ahora, las autoridades cubanas no se han referido al caso.

La víspera, el Gobierno cubano reconoció que en la Isla hay 259 pacientes "ingresados para vigilancia epidemiológica".