Ortega destituye a embajador de Nicaragua en La Habana

Según el acuerdo 204-2021, del Diario Oficial La Gaceta, Ortega decidió  "dejar sin efecto el nombramiento" de Marín Arauz como embajador en La Habana
Según el acuerdo 204-2921, del Diario Oficial La Gaceta, Ortega decidió  "dejar sin efecto el nombramiento" de Marín Arauz como embajador en La Habana
 

Reproduce este artículo

A menos de dos semanas de su nombramiento en La Habana, el gobernante de Nicaragua, Daniel Ortega destituyó a Sidhartha Francisco Marín Arauz como embajador de ese país en Cuba.

Según el acuerdo 204-2021, del Diario Oficial La Gaceta, Ortega decidió  "dejar sin efecto el nombramiento" de Marín Arauz como embajador en La Habana, luego de que fuese nombrado el 24 de noviembre anterior.

"El presente acuerdo surte sus efectos a partir de esta fecha", agrega el documento publicado el 6 de diciembre, donde Ortega no da explicaciones sobre esta destitución de quien antes se desempeñó como su ministro asesor para políticas y asuntos internacionales.

Marín Arauz tiene amplia experiencia en funciones oficiales del dictador Ortega. Ya fue representante permanente de Nicaragua ante Naciones Unidas y embajador en Ecuador.

A finales de noviembre de 2021 reemplazó en sus funciones en La Habana al periodista argentino nacionalizado nicaragüense, Luis Cabrera González.

El nombramiento de Marín Arauz y su posterior destitución ocurren pocas semanas después de que el régimen de Nicaragua estableciera el “libre visado” para los ciudadanos cubanos hacia su territorio. 

El pasado 22 de noviembre el Ministerio de Gobernación de Nicaragua anunció el “libre visado” de los ciudadanos cubanos hacia Nicaragua, supuestamente como una “medida humanitaria”.

"Ante la cantidad de solicitudes de hermanos ciudadanos cubanos con familiares en Nicaragua, y con el fin de promover el intercambio comercial, el turismo y la relación familiar humanitaria, a partir del lunes 22 de noviembre del año 2021, se establece el libre visado para todos los ciudadanos cubanos que deseen ingresar a Nicaragua", indicó el Ministerio de Gobernación.

A raíz de esta medida centenares de cubanos esperan poder comprar un boleto de viaje a ese país: algunos, para ir de compras; otros, para seguir su camino a Estados Unidos.

Ambos países sostienen fuertes relaciones desde hace décadas, con la llegada de Ortega al poder. También forman parte de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP).