OEA prevé que crisis migratoria de Venezuela alcance siete millones de personas en 2022

De seguir los ritmos actuales, la crisis migratoria del país sudamericano sobrepasará a la de Siria, actualmente la más grave del planeta.
Crisis-Venezuela
 

Reproduce este artículo

La Organización de Estados Americanos (OEA) prevé que la crisis migratoria de Venezuela alcance los 7 millones de personas en 2022 y se convierta en la más grande del mundo.

Un comunicado del Grupo de Trabajo para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en la Región asegura que para el primer trimestre de ese año los emigrantes del país sudamericano superarían los 6,7 millones de Siria, el mayor grupo de refugiados del planeta hasta el momento.

“Los datos que estamos publicando en este informe son una actualización de la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, que al día de hoy con más de 5,6 millones de migrantes y refugiados es la crisis de desterrados más grande en la historia de la región”, dijo el coordinador del Grupo de Trabajo, David Smolansky.

Aunque las fronteras actualmente permanecen cerradas debido a la emergencia sanitaria provocada por la crisis del coronavirus, el informe estima que pese a ello “entre 700 y 900 venezolanos huyen diariamente por caminos irregulares”.

El informe es “una actualización” con la que se quiere poner de relieve, entre otros puntos, cómo estos 5,6 de millones de personas desplazadas suman más población que la de cien países, como Irlanda, Costa Rica, Panamá o Nueva Zelanda.

La OEA también destacó que existen migrantes venezolanos que han recorrido más de 3500 kilómetros a pie desde que salieron de sus hogares “para llegar a otros países y satisfacer sus necesidades básicas”.

Los conocidos como “caminantes” han salvado distancias equivalentes a las que existen entre Madrid, en España, y Helsinki, en Finlandia.

Algunos venezolanos han recorrido 3500 kilómetros a pie huyendo del chavismo (Foto: ACNUR)

Algunos venezolanos han recorrido 3500 kilómetros a pie huyendo del chavismo (Foto: ACNUR)

El informe hizo mención también a los abusos contra los derechos humanos que se estarían llevando a cabo en Venezuela, con más de 18 000 ejecuciones extrajudiciales cometidas por las fuerzas de seguridad, según estimaciones de organizaciones y organismos internacionales como el FMI para sustentar sus denuncias.

El texto sostiene estas afirmaciones “con más de 600 testimonios de migrantes y refugiados”, quienes afirman haberse visto “forzados a escapar” del país por la “emergencia humanitaria”, la "violación sistemática a los derechos humanos", la “inseguridad”, el “colapso de los servicios básicos” y el “alto costo de vida”.

Por último, la OEA considera que la reciente conferencia internacional de recaudación de fondos celebrada para abordar esta crisis migratoria habría sido insuficiente.

Aunque “hubo importantes donaciones para responder a esta situación de emergencia”, la financiación a esta crisis “es la décima parte de lo que se ha aportado para atender a la de refugiados en Siria”.

“Mientras la ayuda a los refugiados sirios promedia los 5000 dólares por persona, en el caso de los refugiados venezolanos es de 480”, asegura el texto.