Unión Europea no enviará misión de observación electoral a Venezuela

El régimen exhortó al organismo a enviar «acompañantes electorales», concepto desconocido y rechazado por la UE, que asegura que el adjetivo correcto es «observadores electorales»
Josep Borrell, durante su intervención en la Eurocámara/ EFE
 

Reproduce este artículo

Nicolás Maduro insiste en validar las venideras elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre, donde 27 partidos opositores no participarán por falta de garantías. A esta problemática comicial se le agrega un nuevo factor, la negativa de la Unión Europea de enviar observadores electorales. 

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Joseph Borrell,  anunció este martes que no enviará a Venezuela ninguna misión de acompañamiento electoral. La mayor parte de la comunidad internacional también desconoce el proceso electoral, donde todos los partidos opositores fueron ilegalizados por el Tribunal Supremo de Justicia chavista. 

A través de un comunicado, la Unión Europea aseguró que este proceso no es confiable, ya que no se reúnen las condiciones para un proceso electoral transparente, inclusivo, libre y equitativo.

Acá, el comunicado íntegro:

Durante las últimas semanas he tenido numerosos contactos con diferentes actores políticos en Venezuela, tanto del régimen como de la oposición. El objetivo de estos contactos fue evaluar las posibilidades de que los actores políticos pudieran acordar un marco para las elecciones legislativas previstas para diciembre. Con ese propósito, les transmití los requisitos mínimos definidos por la oposición para tener un proceso electoral creíble.

Estas condiciones se referían a elementos básicos del proceso como el Consejo Nacional Electoral; la participación igualitaria de todos los partidos políticos y sus dirigentes cuya inhabilitación y persecución debe cesar, así como la observación electoral internacional.

En el contexto de estos contactos tomé nota del comunicado hecho público el 2 de agosto por una amplia representación de los partidos políticos venezolanos, incluidos todos los representados en la Asamblea Nacional, anunciando su intención de no participar en las elecciones legislativas.

Mientras tanto, la UE recibió una invitación del gobierno de Maduro para desplegar una “misión de acompañamiento electoral”, un concepto ajeno a la práctica de la Unión, como señalé a mis interlocutores del gobierno. Para desplegar una Misión de Observación Electoral, la UE requiere condiciones mínimas garantizadas de credibilidad, transparencia e inclusión, y la capacidad de observar el proceso electoral sin interferencias, incluido el acceso sin obstáculos.

Luego de mis contactos con representantes y líderes políticos venezolanos, debo concluir que no se cumplen las condiciones, en esta etapa, para un proceso electoral transparente, inclusivo, libre y justo. En mis contactos, sugerí la posibilidad de extender los plazos electorales para atender la solicitud hecha por la oposición. Como respuesta a eso, he recibido una carta del Ministro de Asuntos Exteriores informándome de un acuerdo al respecto con un sector de la oposición. Es un paso en la dirección correcta, pero no suficiente para que la Unión Europea pueda desplegar una Misión de Observación Electoral.

Para ello, necesitamos una respuesta precisa y ampliamente positiva a los requisitos mínimos definidos por la oposición. He remitido esta carta a mis interlocutores de la oposición, así como a los Estados miembros de la UE, que informaré con más detalle en la reunión ministerial informal de Berlín, y a los Estados participantes en el Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela. , que convocaré a una reunión ministerial en un futuro próximo.