Sin cubrir 40% de los $740 millones programados para crisis migratoria venezolana

La Unión Europea (UE) reclamó este lunes atención internacional urgente para la crisis migratoria que afrontan los países Latinoamericanos ante la salida masiva de ciudadanos de Venezuela, de cara a la próxima conferencia de donantes que ayude a paliar la escasez de recursos.

"Esta es la crisis de refugiados con menos fondos del mundo. La comunidad internacional simplemente no está haciendo lo suficiente", indicó la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, en la inauguración de la conferencia de solidaridad con los migrantes venezolanos.

La cita ha reunido a representantes internacionales de alto nivel y se ha organizado junto al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

Unos 4,5 millones de venezolanos han salido hasta ahora de su país y la de las comunidades que los acogen.

Mogherini recordó que la petición de fondos hecha por la ONU para 2019 no se ha visto satisfecha y pidió que la de 2020 "no sufra el mismo destino".

Hace unos meses, el ACNUR y la OIM instaron a reunir 740 millones de dólares para afrontar esta crisis, de los que solo se ha recaudado el 60 %.

 

 

Según los cálculos de los organismos internacionales, el año próximo el número de venezolanos en el exterior puede superar los 6,5 millones, con lo que la venezolana se convertiría en la mayor crisis migratoria en el mundo.

Hasta el momento Colombia ha recibido 1,5 millones de venezolanos, Perú más de 800.000 y Ecuador, más de 300.000.

En términos de apoyos económicos, las instituciones de la UE y sus Estados miembros lideran el respaldo internacional con más 320 millones comprometidos para Venezuela y la región. España ha anunciado un apoyo de 50 millones de euros.


"Cada día, miles de venezolanos siguen saliendo. Por el momento, no se ve fin a ese éxodo", alertó por su parte el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, quien dijo que "es necesario más apoyo humanitario y rápido".

Por su parte, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, reclamó en una entrevista con Efe que la comunidad internacional dé a la crisis migratoria venezolana un "sentido de urgencia" similar al que suscitó el conflicto en Siria y la oleada de refugiados que impulsó a las fronteras de la UE.

“La cantidad de personas de Venezuela obligadas a abandonar sus hogares continúa aumentando, y un número significativo de ellas necesita protección internacional”, señaló un reporte de Acnur sobre el tema.

 

 

La diáspora de 4 millones de venezolanos representa una de las mayores crisis de desplazamiento en el mundo en tiempos recientes.

“Ha habido un aumento del 8 mil por ciento en el número de venezolanos que solicitaron la condición de refugiado en todo el mundo desde 2014, principalmente en las Américas. Muchos venezolanos no solicitan protección internacional a través de los procedimientos de asilo y, en cambio, optan por otras formas legales de estadía en los países anfitriones”, señaló Acnur.

Sin embargo, cientos de miles “permanecen sin ningún tipo de documentación o permiso para permanecer regularmente en los países cercanos, y por lo tanto carecen de acceso formal a los derechos y servicios básicos. Esto los hace particularmente vulnerables a la explotación laboral y sexual, el tráfico de personas, la violencia, la discriminación y la xenofobia”.

(Con información de Efe)