Maduro paga 12 millones a firma de EEUU para que lo ayude con sanciones de Trump

Un aliado del presidente venezolano Nicolás Maduro ha contratado a un importante grupo de presión de Estados Unidos como parte de un esfuerzo de 12,5 millones de dólares para que busque aliviar las sanciones y restablecer las relaciones bilaterales entre Washington y Caracas, informó este lunes la agencia AP.

El principal abogado del gobierno de Maduro, el Inspector General Reinaldo Muñoz, contrató al Sonoran Policy Group, del cabildero Robert Stryk, como parte de un contrato más amplio que firmó con Foley & Lardner, un bufete de abogados con oficinas en Washington.

La iniciativa se da mientras se estanca la campaña respaldada por Estados Unidos para derrocar a Maduro, añadió la agencia.

Tanto el bufete de abogados como el Sonoran Policy Group se registraron como agentes de Muñoz en archivos separados con el Departamento de Justicia que fueron publicados el lunes en el sitio web de la agencia, dijo la AP.

Su trabajo incluye "el desarrollo de una estrategia para acercarse al Gobierno de los Estados Unidos en apoyo a la eliminación de la lista del Principal Extranjero u otras partes sujetas a sanciones económicas de los Estados Unidos debido a sus conexiones con la República", según la presentación de Foley, que a su vez está pagando 2 millones de dólares para contratar a Stryk como consultor.

 

 

El acercamiento se produce cuando el apoyo de Estados Unidos al líder de la oposición Juan Guaidó, a quien reconoce como el legítimo presidente de Venezuela, ha sido objeto de críticas, acotó la AP.

Maduro busca reafirmarse y reparar su imagen empañada en Washington, donde ha sido rotundamente rechazado como "dictador", subrayó la AP.

Stryk, un vinicultor y exayudante republicano que se postuló sin éxito para la alcaldía de Yountville, California, es uno de los principales cabilderos en el Washington de Trump, añadió el reporte.

La firma de Strik, Sonoran Policy Group, no ha reportado cabildeo entre 2013 y 2016, pero ha facturado más de 10,5 millones de dólares a clientes extranjeros desde el comienzo de 2017, añadió la agencia.

Al igual que Venezuela, muchos de los clientes de Strik tienen la reputación manchada en Washington o están bajo sanciones de EE.UU., como los gobiernos de Somalia, la República Democrática del Congo y el ministerio del Interior de Arabia Saudita, que firmó un contrato de 5,4 millones de dólares en mayo de 2017.

También representa a la escandalosa Isabel dos Santos, la mujer más rica de África, que lucha contra las acusaciones de que ha acumulado una gran riqueza a través de préstamos estatales intermediados por su padre, el expresidente de Angola.

 

 

El contrato de Muñoz con Foley, por una tarifa fija de 12,5 millones de dólares, se extiende hasta el 10 de mayo. La parte del trato que le corresponde a Stryk, como consultor, es de 2 millones de dólares.

Por su parte, el enviado de Guaidó ante los EE. UU., Carlos Vecchio, dijo este lunes en su cuenta de Twitter: “Maduro paga 12 millones de dólares a firma en USA para que lo ayuden con Pdte. Trump. Después dice Maduro que no puede comprar comida por las sanciones. Estaremos encima de esto”.

Foley dijo en su presentación que recibió un poco más de $3 millones en pagos iniciales a nombre de Muñoz de lo que parecen ser dos compañías registradas en Hong Kong. Su trabajo también incluirá discusiones con funcionarios del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y otras agencias estadounidenses en relación con las sanciones contra el gobierno de Maduro.

Stryk no devolvió inmediatamente una llamada telefónica pidiendo un comentario, afirmó la AP.

Foley y el ministro de comunicaciones venezolano Jorge Rodríguez se negaron a hacer comentarios.