Joe Biden abrirá canales de diálogos con el dictador Nicolás Maduro
El nuevo equipo que llegará a la Casa Blanca revisará las sanciones existentes para determinar dónde expandir las restricciones con la ayuda de aliados internacionales, incluidos Rusia, China, Irán y Cuba.
Joe Biden y Nicolás Maduro.
 

Reproduce este artículo

Asesores del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, aseguraron estar preparados para negociar con el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, con el propósito de “poner fin a la peor crisis económica y humanitaria del hemisferio occidental”, publicó Bloomberg citando a tres fuentes del alto gobierno estadounidense “familiarizadas” con el tema.

El equipo del presidente electo, de acuerdo con la información, revisará las sanciones existentes para “determinar dónde expandir las restricciones con la ayuda de aliados internacionales y qué medidas podrían levantarse si Maduro avanza hacia una posición democrática”.

La intención de la administración de Biden es impulsar elecciones libres y justas en Venezuela, ofreciendo a cambio un alivio de las sanciones para Maduro y sus allegados, dijeron las personas, que solicitaron el anonimato por la razón de que apenas se está formando el nuevo equipo.

Lo que sería un un cambio de dirección frente a lo hecho hasta ahora por Estados Unidos bajo la administración Trump, que insiste en que solo negociará con Maduro los términos de la rendición, algo que los asesores de Biden no establecen como una condición previa y están abiertos a conversaciones directas.

El nuevo equipo que llegará a la Casa Blanca revisará las sanciones existentes para determinar dónde expandir las restricciones con la ayuda de aliados internacionales, incluidos esperan que Rusia, China e Irán, desempeñen un papel, al igual que Cuba, que está a la expectativa de mejorar las relaciones con Estados Unidos. 

La crisis de Venezuela es le mayor desafío diplomático al que se enfrentarán en el hemisferio occidental, así lo calificó los asesores de Biden a un país que, gobernado por la izquierda, ha superado la cifra de los cinco millones de migrantes en los últimos años.

El éxodo, generado por una hiperinflación, violencia de pandillas, cortes de energía y escasez generalizada de alimentos, representó un desafío para las naciones vecinas, incluso antes de que comenzara la pandemia del Covid-19. 

Los venezolanos recorren cientos de millas a pie e intentan peligrosos viajes por mar para escapar. En los últimos días, los cuerpos de más de dos docenas de venezolanos, incluidos niños, fueron encontrados flotando frente a la costa caribeña después de un intento de llegar a Trinidad y Tobago en barco.

Mientras que Biden busca abrir canales de diálogos, el líder opositor venezolano Leopoldo López viajó el 9 de diciembre a Bogotá (Colombia) a reunirse con representantes del Ejecutivo y otros líderes políticos para fortalecer un "frente internacional" que permita sacar del poder al dictador Nicolás Maduro.

López, que salió secretamente de Caracas a mediados de octubre tras permanecer desde agosto de 2017 en la residencia del embajador español desde que abandonó el arresto domiciliario para unirse a un conato de levantamiento militar, llega procedente de España, país en el que estuvo desde que dejó Venezuela.