Habitantes de remoto poblado peruano amenazan con expulsar a venezolanos
Los miembros del Comité de Autodefensa aprobaron ordenar a todos los ciudadanos de nacionalidad venezolana salir del territorio antes del 20 de diciembre
Los acusan de ser los responsables de la delincuencia
 

Reproduce este artículo

Unos 200 venezolanos residentes en el distrito peruano de Pichari, una zona rural remota en el noroeste del país, enfrentan la posibilidad de ser expulsados del lugar si se cumple una medida aprobada por el Comité de Autodefensa de esa región, alegando que los inmigrantes son responsables de actos delincuenciales.

De acuerdo a un reporte del portal de noticias TalCual, publicado este miércoles, los miembros de ese comité aprobaron ordenar a todos los ciudadanos de nacionalidad venezolana salir del territorio antes del 20 de diciembre.

La medida, que no tiene valor en las leyes del país, fue aprobada con 126 votos a favor y 50 en contra, acotó el portal, basado en un informe de AP.

Agregó que el vocero de la municipalidad de Pichari, Yover Solís dijo que el alcalde, Máximo Oregón, está en desacuerdo con la expulsión, pero que deben “respetar la decisión”, lo que implicaría que no habrá oposición por parte de las autoridades municipales a la decisión de sacarlos.

Pichari, de más de 20.000 habitantes, es uno de los catorce distritos de la Provincia de La Convención, bajo la administración el Gobierno regional del Cuzco.

El medio digital señaló que no existen cálculos exactos del número de migrantes venezolanos que viven en el distrito, pero Solís indicó que había más de 200.

 

 

El ministro del Interior de Perú, Carlos Morán, reiteró que su país rechaza “toda práctica de xenofobia”, pero no explicó si a nivel de Estado se iba a impedir la expulsión.

Por su parte, Carlos Scull, embajador de Venezuela en Perú designado por el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, manifestó a través de un comunicado su “preocupación por los hechos ocurridos en el distrito de Pichari, donde un grupo de ciudadanos ha pretendido tomar medidas contrarias a la Constitución Política del Perú y a los compromisos internacionales adquiridos en detrimento de la comunidad venezolana”.

En el escrito el diplomático recordó que la ONU aprobó en 1985 una resolución en donde “queda prohibida la expulsión individual o colectiva” de los extranjeros “por motivos de raza, color, religión, cultura, linaje u origen nacional o étnico”.

El rechazo hacia los migrantes venezolanos en Perú ha ido creciendo con el paso de los años, refirió el reporte periodístico.

De acuerdo con una encuesta de la consultora Ipsos Perú, realizada en abril de este año, 67% de los peruanos considera negativa la inmigración venezolana a esa zona, y de este número, 54% estima que el impacto desfavorable se da porque aumenta la delincuencia en el país.

 

 

Estas alarmantes cifras, agregó TalCual, se han dejado traducir en una creciente ola de actos de xenofobia contra venezolanos radicados en el país andino, potenciados por una inusitada exposición negativa en medios de comunicación y voceros de la política peruana, lo que ha provocado la reacción tanto del gobierno de ese país como de voceros del Ejecutivo y el Legislativo venezolanos.

Sin embargo, a pesar de la percepción de los ciudadanos peruanos, los datos demuestran que la migración venezolana no es la principal causa del aumento de la criminalidad, recalcó.

Pese a que no existen documentos públicos con las cifras oficiales de denuncias contra venezolanos separadas por años, el portal de investigación Enterarse.com realizó un estudio para conocer el impacto de la migración venezolana en el aumento de la inseguridad.

La investigación encontró los siguientes datos: desde 2016 hasta mayo de 2019 hubo 5.767 denuncias contra ciudadanos venezolanos, pero considerando las 46.000 denuncias en términos generales, eso solo representa el 0,5% del total recibidas en los últimos tres años.