Guaidó solicita ayuda para frenar llegada de buques iraníes
El gobierno interino de Juan Guaidó pidió cooperación para evitar la llegada de buques iraníes a Venezuela y lo hizo a través de su ministro consejero de la embajada en Estados Unidos, Gustavo Marcano
Juan Guaidó
 

Reproduce este artículo

El gobierno interino de Venezuela, liderado por Juan Guaidó aseguró que el arribo de barcos iraníes a Venezuela es ilegal, y pidió cooperación internacional para impedir que esto suceda.

“El ingreso de barcos de Irán a territorio venezolano no está autorizado por la Asamblea de Venezuela. Es ilegal y forma parte de las operaciones narcoterroristas de (el dictador Nicolás) Maduro. La región debe cooperar con el gobierno legítimo de Venezuela para impedir que estos barcos ingresen al país”, expresó el ministro consejero de la embajada en Estados Unidos, Gustavo Marcano en su cuenta de Twitter.

Sucede que a Venezuela, deben llegar cinco buques petroleros iraníes que partieron la semana pasada desde ese país rumbo a Caracas. Las naves parecen estar llevando gasolina y productos similares valuados en al menos 45,5 millones de dólares, en lo que representa parte de un acuerdo entre las dos naciones sancionadas por Estados Unidos.

El dictador Nicolás Maduro recurrió la semana pasada a Irán para conseguir los productos químicos necesarios para rejuvenecer su refinería en medio de una escasez de gasolina en Venezuela, síntoma del caos económico y político más amplio que afecta al otrora mayor productor de petróleo de América Latina.

Debido a ello, Guaidó recordó que "no hay gasolina en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo porque la DICTADURA destruyó PDVSA. Nuestro deber es sacar a ese régimen corrupto y no descansaremos hasta lograrlo. No dejaremos de protestar. Estamos juntos".

Para Irán, sus buques también son una forma de recolectar dinero para su teocracia chiita y de ejercer presión sobre Estados Unidos, cuyo presidente Donald Trump ha llevado a cabo campañas contra ambas naciones.

Todos los buques involucrados pertenecen a compañías iraníes propiedad del Estado o ligadas a este, que navegan bajo bandera de Irán y se dirigen a Venezuela a rescatar el régimen de Maduro.

“Esto es nuevo para todos. No hemos visto nada como esto antes”, dijo el capitán Ranjith Raja, un analista que rastrea los envíos de petróleo por mar en la firma de datos Refinitiv. Nunca antes, habían navegado hacia Sudamérica tantos buques procedentes de Irán.

No obstante, esta estrategia islámica puede provocar un nuevo enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos, tanto en el Golfo Pérsico, como en el continente. De hecho, un funcionario del gobierno de Donald Trump aseguró que la administración se encontraba evaluando posible medidas como consecuencia de esto.

“Es ilegal y forma parte de las operaciones narcoterroristas de Maduro”, insisten desde el gobierno de Guaidó.