Huyeron juntos del tiroteo en Las Vegas y ahora se casaron
La historia de Austin Monfort y Chantal Melanson, dos sobrevivientes al tiroteo de 2017 en un concierto de música country en Las Vegas, que huyeron y se salvaron juntos y ahora decidieron casarse
Tiroteo Vegas
 

Reproduce este artículo

A finales de septiembre de 2017, Austin Monfort conoció a Chantal Melanson, que había viajado con un grupo de amigas desde Canadá a Las Vegas para participar en una serie de conciertos de música country que se iban a efectuar en esa ciudad norteamericana.  

Primeramente, ella lo rechazó, pero luego lo invitó a que vieran los últimos conciertos de aquellos días juntos, por ello el 1ro de octubre, ella le testeó y se vieron juntos en lo que se convertiría en una tragedia luego.

Los dos chicos, que recién empezaban a conversar y enamorarse, estaban escuchando el final del concierto de Jason Aldean cuando Stephen Paddock comenzó a disparar sobre la multitud de 22 mil personas desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay.

Fueron 15 minutos de tiros intensos, con más de 20 armas que Paddock había subido en 10 maletas hasta la habitación del hotel, casi todas variantes del AR-15. Parecía imposible que alguien pudiera salvarse, de hecho provocó la muerte de 58 personas y más de 800 heridos antes de que él mismo se quitara la vida.

Al principio, como el resto de los asistentes al concierto, Monfort y Melanson que eran fuegos artificiales. Pero pronto comprendieron de qué se trataban esos sonidos.

Dice Monfort, que como el resto, él se pregunta si iba a sobrevivir, cómo iban a salir de ahí o si la policía iba a demorar tanto. La chica Melanson, al contrario cuenta que se paralizó por el miedo.

“Sentí un impulso de responsabilidad por Chantal. Estaba conmigo en lugar de estar con sus amigas. Sentí que no sólo tenía que encontrar cómo salir yo, sino también cómo sacarla a ella. Mantenerla tranquila y sacarla me mantuvo tranquilo a mí”, contó luego el chico californiano.

“Recuerdo que estaba tirada en el suelo, mirando a Austin a los ojos, tratando de entender lo que pasaba. Lo siguiente que recuerdo es que Austin tomó mi mano y corrimos por todo el terreno tratando de llegar a un lugar seguro”, dijo la chica.

Finalmente llegaron las ambulancias y Austin y Chantal fueron llevados al hospital, donde verificaron que estaban bien. Se habían conocido 24 horas antes y habían compartido la experiencia más intensa de sus vidas. Al día siguiente él regresó a San Diego y ella a Canadá.

Pero la relación continuó a distancia, se siguieron viendo, con visitas mutuas a California y Canadá. Finalmente se enamoraron y habían planeado una gran boda para el 8 de mayo, cosa que el coronavirus no les impidió, pues celebraron igual un casamiento íntimo y lo compartieron en las redes sociales.