Estadounidense Tomeu Vadell es un rehén del régimen de Maduro, consideran abogados

Una declaración emitida este miércoles por los abogados de Tomeu Vadell, denuncia la situación del estadounidense, que permanece como rehén del régimen de Maduro en Venezuela, luego de cumplirse dos años de su arresto a finales de 2017.

Vadell, originario Lake Charles, Louisiana, fue arrestado ilegalmente por el gobierno venezolano pocos días antes del feriado de Acción de Gracias, junto con otros ciudadanos estadounidenses. A todos “se les ha denegado el debido proceso”, señala el mensaje de los abogados Jason Poblete, Jesús Loreto y Megan Moore.

Desde entonces los arrestados permanecen en “condiciones inhumanas”, denunciaron los representantes de Vadell. También dijeron que a pesar de los desafíos del caso en Venezuela y Estados Unidos, han estado preparando durante varias semanas nuevas medidas para apoyar la liberación incondicional del estadounidense.

“Según la ley venezolana, desde del viernes 22 de noviembre, Tomeu califica como detenido injustamente y debe ser puesto en libertad de inmediato, independientemente de cualquier delito que el gobierno afirme que presuntamente cometió”, dijo Jesús Loreto, el abogado de Vadell en Caracas.

“Tomeu aún no ha sido juzgado por un tribunal, por lo que es inocente ante la ley y debe ser puesto en libertad de inmediato”, agregó.

El Artículo 230 del Código de Procedimiento Penal de Venezuela, establece que ninguna persona puede ser encarcelada por más de 2 años en espera de juicio, y en ese argumento se basan dos mociones presentadas el 25 de noviembre último por la representación legal del Tomeu.

“Desafortunadamente, como lo ha hecho a lo largo de esta prueba, el sistema judicial venezolano ha ignorado estas mociones”, lamentaron los abogados, y aseguraron que además de proceder en los tribunales venezolanos, se están tomando otras acciones.

“Se solicitaron medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos en Washington, y el 22 de octubre de 2019, se presentó una Queja y Apelación Urgente ante el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria (WGAD)”, indica la nota de prensa.

 

 

Asimismo, los políticos estadounidenses del Congreso y el poder ejecutivo “se han mantenido al tanto de los acontecimientos”. La familia del Sr. Vadell ha solicitado al gobierno que haga todo lo posible para asegurar su liberación.

“Los derechos humanos básicos de Tomeu han sido, y siguen siendo, violados. No solo se le ha negado el debido proceso, sino que también se le ha negado comida, atención médica adecuada y cualquier contacto significativo con su familia. Estas violaciones de los derechos humanos se vuelven aún más trágicas por el hecho de que Tomeu es completamente inocente de cualquier irregularidad en relación con los cargos que supuestamente subyacen a su detención injusta e ilegal”, comentó la abogada Megan Moore, su representante en Texas.

“(…) Tomeu Vadell es un hombre honorable retenido en el sótano del edificio de la sede de inteligencia militar de Venezuela”, añade el mensaje.

Gonzalo Himiob, director del Foro Penal en Venezuela, dijo a ADN Cuba que Vadell y los otros directivos estadounidenses se encuentran recluidos en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar, ubicada en Caracas, y consideró que actualmente el caso se encuentra paralizado.

“El gobierno de los Estados Unidos tiene obligaciones legales bajo la Ley de Rehenes y otras leyes para usar todos los medios necesarios para asegurar la liberación de Tomeu”, explicó Jason Poblete, abogado del Sr. Vadell en Washington.

“Continuaremos presionando a los políticos en el Congreso y a la Administración de Trump para priorizar la situación de Tomeu, utilizando todos los instrumentos del poder de los Estados Unidos para asegurar su libertad y traer a nuestro compañero estadounidense a casa”, agregó.

Al cumplirse dos años del arresto, la esposa de Tomeu y sus hijos, han lanzado una petición de ayuda en línea con detalles del caso que pueden consultarse aquí.