Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, se comunicó con Guaidó

La administración de Joe Biden reconoce a Juan Guaidó como interlocutor legítimo en Venezuela, y el líder de la diplomacia del país norteamericano se ha referido a Nicolás Maduro como un "brutal dictador"
Juan Guaidó. EFE/RAYNER PEÑA
 

Reproduce este artículo

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, se comunicó por primera vez con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, según un reporte de Joshua Goodman, corresponsal para el país caribeño, de la agencia The Associated Press.

De acuerdo a la mencionada fuente, citada por Infobae, no trascendió de inmediato el contenido de la conversación y horas antes, el político estadounidense "se había comunicado con su homóloga de Noruega, país que ha jugado un rol de mediador entre la dictadura y la oposición durante los últimos años".

Esta fue la primera comunicación formal entre Guaidó y Blinken, quien ya había calificado a Nicolás Maduro como un “brutal dictador” y precisó que era necesaria “una política efectiva que pueda restaurar la democracia en Venezuela”.

El político estadounidense durante su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, afirmó estar “muy de acuerdo” en una serie de pasos tomados por Washington hacia Caracas durante la administración anterior.

Ante la interrogante del senador cubanoamericano Marco Rubio: “¿En su punto de vista nosotros no deberíamos reconocer más a Juan Guaidó y entrar en negociaciones con Nicolás Maduro?”, Blinken, respondió:

“Primero, coincido con usted en relación a los pasos que hemos tomado hacia Venezuela en los años recientes, incluyendo el reconocimiento al señor Guaidó, el reconocimiento a la Asamblea Nacional, como la única institución democráticamente electa en Venezuela, buscando incrementar la presión sobre el régimen dirigido por el brutal dictador Maduro, así como trabajar con algunos aliados”

“La parte más dura es que todos nuestros esfuerzos, obviamente, no han obtenido los resultados que necesitamos, y una de las cosas que me gustaría hacer, si soy confirmado, es venir y hablar de eso con ustedes en este Comité; porque necesitamos una política efectiva que pueda restaurar la democracia en Venezuela. Empezando con elecciones libres y justas (…) orientar mejor las sanciones que tenemos, para que los colaboradores del régimen sientan el dolor de esas sanciones (…)”, añadió Antony Blinken.

Según, reportó Infobae, durante el fin de semana, un funcionario de la Casa Blanca que habló bajo condición de anonimato, indicó que el gobierno estadounidense “no tiene prisa” en levantar las sanciones impuestas sobre la dictadura. Subrayó además, que solo se consideraría si “el régimen toma medidas de fomento de la confianza que demuestren que están listos y dispuestos a entablar conversaciones reales con la oposición”.

El funcionario acotó que no se le podría permitir a Maduro usar las negociaciones como una “táctica dilatoria” para consolidar el poder y dividir a la oposición, como se le ha acusado de hacer en el pasado.

A inicios de febrero un grupo bipartidista de seis miembros del Senado de Estados Unidos presentó una resolución que condena “las fraudulentas elecciones legislativas” de Venezuela efectuadas el pasado 6 diciembre de 2020.

El documento, liderado por los senadores republicanos Marco Rubio (Florida), Ted Cruz (Texas) y Rick Scott (Florida); y los demócratas Bob Menéndez (Nueva Jersey), Dick Durbin (Illinois) y Ben Cardin (D-Maryland), ratificar el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

El cubanoamericano Rubio, el legislador de Más Alto Rango del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, dijo que con la resolución “el Senado de EE.UU. está enviando un gran mensaje bipartidista reafirmando su apoyo inquebrantable” a Guaidó.