Biden comienza a levantar algunas sanciones a Maduro

La primera medida de Joe Biden contra el régimen de Maduro ha sido una ligera modificación a las sanciones, autorizando contactos con puertos y aeropuertos de Venezuela.
Biden levanta algunas sanciones a Maduro
 

Reproduce este artículo

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos autorizó este martes una licencia que exime de las sanciones impuestas a Venezuela, que permite a empresas estadounidenses interactuar con el Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (INEA) en “algunas transacciones necesarias para las operaciones ordinarias de puertos y aeropuertos”.

Esta sería la primera medida que tomó el presidente Joe Biden con respecto a Venezuela, permitir a las empresas contactos con puertos y aeropuertos del régimen de Maduro después de que Donald Trump los hubiera prohibido en agosto de 2019. 

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro (OFAC, en inglés) autorizó las transacciones con puertos y aeropuertos de Venezuela excepto para “cualquier actividad relacionada con la exportación o reexportación de diluyentes, directamente o no, a Venezuela”. Esos diluyentes, empleados para refinar el crudo, escasean en Venezuela debido a las sanciones, reseñó ABC

La autoridad marítima INEA fue incluida en la lista negra el 19 de enero del 2021 junto con varias otras entidades marítimas que continuaban transportando crudo venezolano a pesar de las sanciones impuestas a la petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA PDVSA implementadas en enero de hace dos años cómo parte de un impulso para derrocar al dictador Nicolás Maduro.

El Tesoro, que hace cumplir las sanciones, dijo en aquel momento que un buque propiedad del INEA, el Maksim Gorky de bandera rusa, transportaba crudo venezolano y así "facilitó la evasión continua de sanciones y actividades relacionadas para PDVSA y el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro".

De acuerdo con el diario español ABC, hay en pie una campaña de presión de los socios del chavismo sobre la administración Biden para levantar las sanciones aprobadas por Trump en sus cuatro años de mandato.

Esos socios de Maduro, según este medio, conducido por el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, piden que la Casa Blanca pase a dar prioridad a resolver la crisis humanitaria, y deje en segundo plano el cambio político necesario para que la dictadura dé paso a unas elecciones democráticas.

Un funcionario del Tesoro dijo a Reuters que la medida "calibra las sanciones impuestas a INEA para limitar las posibles consecuencias adversas a la actividad portuaria en Venezuela que involucre a INEA, al tiempo que enfoca el impacto en los habilitadores del régimen de Maduro que operan en el sector petrolero".

Muchas compañías navieras internacionales en los últimos años han sido cautelosas de atracar en los puertos venezolanos debido a las preocupaciones sobre un posible castigo de Washington, dijo una fuente del sector a Reuters.

Aprovechando el cambio en Washington, en enero se han disparado las exportaciones de PDVSA. Según Reuters, en enero, un total de 22 petroleros salieron de puertos venezolanos con crudos para la exportación a China y otros destinos asiáticos. Salieron de Venezuela 544.290 barriles por día, una cantidad un 12% más alta que en diciembre, pero un 43% más baja que en 2020.

El INEA se convirtió en mayo de 2020 en el propietario registrado del Maksim Gorky, que anteriormente se conocía como el Ayacucho y era propiedad de una empresa conjunta entre PDVSA y PetroChina que se liquidó a raíz de las sanciones.

El Maksim Gorky transportó 2 millones de barriles de crudo pesado venezolano a Asia entre septiembre y octubre de 2019, según un documento interno de PDVSA visto por Reuters y Refinitiv Eikon.