Gobierno de Venezuela afirma que "ataque" dejó sin electricidad a la capital

Venezuela registra problemas eléctricos constantes desde hace varios años, pero agravados en años recientes.
Fotografía de archivo de una torre de energía durante una falla, en Caracas (Venezuela). Fotografía EFE/Rayner Peña R
 

Reproduce este artículo

Este jueves se registró un "desprendimiento" de líneas de alta tensión que dejó sin electricidad a varios sectores de la capital venezolana.

El gobierno aseguró que el sistema eléctrico del país fue víctima de un "ataque". Néstor Reverol, ministro de Energía dijo: "Queremos informar a todo el pueblo venezolano que ha ocurrido un nuevo ataque al sistema eléctrico nacional, en este caso (...) un desprendimiento en la línea 1 y 2 de la línea 69 Kb de Papelón Convento, aquí en el Distrito Capital", comunicó al canal estatal VTV.

El ministro detalló que el apagón solo afectó a un 30 por ciento de la capital. Más tarde varias zonas de Caracas recuperaron el servicio eléctrico, declaró el funcionario.

"Afortunadamente gracias a la reacción inmediata de nuestra fuerza trabajadora (...) hemos recuperado ya casi el 90 por ciento de la carga", agregó Reverol, quien relató que el desprendimiento de las líneas de alta tensión produjo un amago de incendio que fue controlado por los bomberos.

El ministro aseguró que "Un equipo especial" de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) estaba en el lugar investigando.

Por su parte, Reverol seguirá denunciando la "desestabilización sistemática" del sistema eléctrico como parte de un boicot de "personas inescrupulosas que pretenden crear caos y malestar en la población".

El servicio eléctrico nacional está estabilizado y "no hay ninguna afectación nacional", tranquilizó el ministro.

Medios que registraron los hechos destacaron que zonas del estado Zulia, al noroeste del país, se encontraban sin servicio eléctrico, también la ciudad de Valencia registró fallos eléctricos.

Desde hace más de una década, Venezuela presenta constantes fallos eléctricos, sin embargo, estos se han hecho más frecuentes en los últimos tres años.