Aerolínea portuguesa en que viajó Guaidó niega que había explosivos en el avión

La aerolínea TAP Air Portugal rechazó que durante sus vuelos los pasajeros puedan pasar los controles de seguridad e introducir “explosivos” en los aviones, con lo cual desvirtuó las justificaciones que dieron funcionarios del régimen de Nicolás Maduro para detener a Juan José Márquez, tío del líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Según el periódico digital La Patilla, la aerolínea ha rechazado que algún pasajero pueda transportar material peligroso durante los vuelos.

“No es posible. No podemos viajar con explosivos en nuestros aviones porque tenemos sistemas de seguridad que los detectan (…) En las normas de TAP y de todas las aerolíneas aliadas a IATA, no solo está prohibido viajar con explosivos sino que la lista incluye baterías”, dijo un representante de la compañía, citado por La Patilla.

Juan José Márquez, tío de Juan Guaidó, fue detenido tras aterrizar el martes en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, en un vuelo en el que venía junto a su sobrino, luego de una intensa gira internacional realizada por el líder opositor.

Márquez venía junto a Guaidó en el vuelo de Lisboa a Caracas, pasó el control migratorio y luego fue detenido por funcionarios del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), tras lo cual su esposa perdió el contacto con él.

 

 

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, ha explicado que Márquez fue detenido porque viajaba con material peligroso.

“Trajo material peligroso (…) Violó las normas de aeronáutica civil”, dijo Cabello en su programa Con el mazo dando.

Detalló que Márquez llegó con un chaleco antibalas portando presuntas sustancias de naturaleza explosiva contenidas en baterías de linternas y en cápsulas de recarga de perfume.

La Patilla dijo que según las normas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, siglas en inglés), el uso obligatorio de escáneres de seguridad se remonta a 2002, luego de los atentados contra las Torres Gemelas, en Nueva York. Y cada vez se han fabricado y utilizado mecanismos más sofisticados para detectar explosivos.

La sociedad anónima ANA, administradora del aeropuerto de Lisboa, en Portugal, señaló en su portal web que los pasajeros y la tripulación de los aviones deben someterse a un riguroso control de seguridad obligatorio antes de los vuelos, sin excepción.

El procedimiento tiene la finalidad de verificar los bienes que serán transportados por las personas, quienes pasan por un arco detector de metales y su equipaje por rayos X.

 

 

Adicionalmente, se les puede pedir una prueba de Detección de Trazas de Explosivos: un procedimiento no invasivo que detecta nanopartículas a partir de una muestra del pasajero o del equipaje.

Además, el control de seguridad para los pasajeros incluye vaciar los bolsillos, quitarse la chaqueta o abrigos, el cinturón y/o los zapatos.

También, sacar del equipaje las computadoras portátiles u otros elementos electrónicos, mostrar los líquidos para constatar que cumplen con la normativa y asegurarse de no llevar objetos prohibidos. Todo ello antes de pasar al área de abordaje.

En horas de la madrugada de este jueves, el abogado Joel García informó que el régimen de Nicolás Maduro inició una “simulación” de audiencia de presentación -luego de 28 horas de desaparecido- a Juan José Márquez.

La Juez tercero de control Elffy Yaurit Vicenti y la fiscal Hayshel Huanire, le dictaron a Márquez medida privativa de libertad contra Márquez, informó García.

“Hoy se decretó la privativa judicial de libertad de Juan Márquez. El Ministerio Público cuenta con 45 días para seguir inventando lo que están montando, pero nosotros haremos lo propio”, dijo García.

“En el aeropuerto internacional de Maiquetía hay suficientes elementos para nosotros desvirtuar esas presunciones policiales”, subrayó.