Nuncio apostólico aboga por liberación de presos políticos en Nicaragua
Unas 172 personas se encuentran tras las rejas en Nicaragua por expresar rechazo hacia Ortega, y el nuncio apostólico está mediando para que se las libere pronto
El enviado del Papa busca que Ortega libere a unos 172 reos políticos

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) informó este viernes que el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, se encuentra gestionando la liberación de más un centenar de "presos políticos", ante el Gobierno de Daniel Ortega.

"Más de 150 presos políticos podrían ser liberados con negociaciones del nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag", informó la ANPDH, sin brindar detalles sobre qué tan avanzadas se encuentran las pláticas.

De acuerdo con el informe más reciente emitido por la oposición, al menos 161 personas se encuentran tras las rejas en Nicaragua por expresar rechazo hacia Ortega, aunque la cantidad se elevó hasta 172 esta mañana, por denuncias de las familias afectadas.

Nicaragua vive una aguda crisis sociopolítica desde el levantamiento civil contra el régimen de Ortega, que sofocó la rebelión con fuerza policial y militar, en medio de denuncias de capturas ilegales, asesinatos, desapariciones y crímenes de lesa humanidad contra opositores.

 

 

Sommertag ya había advertido la semana pasada que "se están haciendo muchas cosas", para lograr la liberación de los "presos políticos", sin ser específico.

El portal noticioso Nicaragua Investiga informó también este viernes que el Secretariado Episcopal de América Central emitió un comunicado en el que muestra su preocupación por la crisis política que vive Nicaragua.

“Nos preocupa sobremanera la situación de violencia que vive esta querida nación”, dijo la organización religiosa, según el citado portal de noticias.

El nuncio de origen polaco fue testigo de las negociaciones entre la oposición y el Gobierno en la primera mitad del año, en las que la parte gubernamental se comprometió a liberar a todos los "presos político", pero que según los opositores nunca cumplió.

El compromiso del Gobierno era dar libertad absoluta a todos los opositores encarcelados, pero finalmente otorgó libertad condicional a 620.

 

 

La oposición se queja de que antes de excarcelar a los manifestantes las autoridades ejecutaron a uno de ellos en prisión, Eddy Montes Praslín, de doble nacionalidad nicaragüense y estadounidense, quien recibió un disparo salido del arma de uno de los custodios.

También señala que la única persona que fue dejada en libertad absoluta, y a la vez el único oficialista que fue a la cárcel, es el paramilitar Pierson Adán Gutiérrez Solís, quien confesó haber matado a la estudiante brasileña de medicina Rayneia Gabrielle Lima, cerca de la casa de un allegado de Ortega, en julio de 2018.

Según el Equipo de Monitoreo Azul y Blanco, que registra las incidencias relacionadas con la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua, al menos 13 opositores excarcelados en junio pasado han vuelto a ser capturados.

Las capturas de opositores se dispararon en Nicaragua a raíz de la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, al pasar aproximadamente de 5 a 18 por día, entre asesinatos, agresiones, amenazas, heridos y capturados por la Policía y paramilitares, de acuerdo con las estadísticas del Equipo de Monitoreo.

(Con información de Efe)