El 71% de nicaragüenses desaprueba a Daniel Ortega

Según un sondeo de opinión, el 71% de los nicaragüense considera que Ortega lleva a Nicaragua por el camino equivocado
Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega
 

Reproduce este artículo

Un 71 % de la población nicaragüense considera que el presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, lleva a Nicaragua "por el rumbo equivocado", según una encuesta de la firma CID Gallup publicada hoy por la prensa local.

"¡Los nicaragüenses quieren cambio! Tres de cuatro dicen que el país va por el rumbo equivocado y no creen que el líder que tienen, Daniel Ortega, puede variarlo", señaló esa firma encuestadora, al interpretar los resultados.

Según el estudio publicado en el diario La Prensa, un 71 % de los consultados opinó que Ortega lleva a Nicaragua "en el rumbo equivocado", un 20 % indicó que el gobernante lo conduce "en la dirección correcta", y el resto dijo no saber hacia dónde va la nación con el Gobierno sandinista o no respondió.

El sondeo se realizó entre el 15 de mayo y el 8 de junio pasados, con una muestra de 1.828 personas mayores de 16 años, de manera telefónica, y tiene un margen de error del 2,29 % y un nivel de confianza del 95 %, según la ficha técnica.

A juicio de la encuestadora, se ha generado "un sentido de pesimismo entre la mayoría absoluta de la población" nicaragüense en todos los estratos demográficos.

 

Solo se observa una diferencia, según aprueban o no la gestión gubernamental de Ortega, entre los seguidores que consideran que el país va "muy bien", que el líder sandinista "es un buen presidente", o que tienen que apoyarlo porque trabajan para el Estado y alegan que "tenemos que comer", añadió.

Los contrarios, que son mayoría, estiman que ha "habido mal manejo de la economía", "la economía muy mal" y que Ortega "solo ayuda a los de su partido" sandinista, entre otros.

El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua decreció un 3,9 % el año pasado, y 4 % en 2018, como resultado de la crisis social y política que afecta al país desde hace más de dos años, según el Banco Central.

De acuerdo con el estudio, los ingresos en los hogares no están cubriendo las necesidades de las familias nicaragüenses y ahora enfrentan la enfermedad de la COVID-19, que es considerada, según ese mismo sondeo, el problema principal en el país.

 

 

El manejo que ha hecho Ortega de la crisis de covid-19, si bien no fue una pregunta directa en el cuestionario, ha sido ya evaluado negativamente por asociaciones médicas y organismos de derechos humanos.

En abril pasado, cuando la pandemia estaba ya presente en la región y los países vecinos cerraron sus economías desde marzo y obligaron a una cuarentena domiciliar obligatoria, el Gobierno nicaragüense no tomó ninguna medida para contener el avance del virus y, por el contrario, promovió actividades públicas.

Ha habido denuncias, además, del esfuerzo del Gobierno por esconder el impacto real de la enfermedad en el país.

Médicos despidos por las autoridades de salud de los hospitales Lenín Fonseca, Manolo Morales, La Mascota y Francisco Morazán denunciaron que por órdenes del Ministerio de Salud (Minsa) tienen prohibido diagnosticar Covid-19 como causa de muerte en Nicaragua.

(Con información de Efe)