Se incrementó en 45% los ataques contra la prensa en México
Preocupante aumento de ataques a la prensa en el país azteca. Cada 11 hora se produce una agresión contra periodistas y medios o de comunicación
Cada 11 horas se produce un ataque contra la prensa/ Foto: animal político
 

La organización sin fines de lucro Article 19, que defiende la libertad de expresión y el derecho a la información, registró 406 agresiones contra periodistas y medios de comunicación, un preocupante incremento del 45% respecto a los 280 ataques documentados en el mismo período del año 2019.

La violencia no da tregua en el país centroamericano y en lo que va de año se promedia un episodio de esta índole cada 11 horas, una cifra impulsada por la impunidad que actualmente vive el país.

El año 2019 fue el más violento para los medios informativos en la última década, pero al ritmo que avanza, el 2020 promete romper un lamentable récord contra la vida y la libertad de expresión.

El primer año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador cerró con 609 ataques, un logro ignominioso que parece no preocupar a los órganos estadales que solo se han limitado a condenar públicamente la situación.
 
Los ataques en los primeros meses de 2020 

Article 19 documentó el asesinato de dos periodistas de enero a junio: María Elena Ferral, el 30 de marzo en Veracruz, y Jorge Armenta, el 16 de mayo en Sonora. En total, son 4 asesinatos en 2020, considerando los casos de Pablo Morrugares, asesinado el 2 de agosto en Guerrero, y Julio Valdivia, asesinado el 9 de septiembre en Veracruz. Éste último ocurrió apenas la semana pasada. Con estos, suman 15 periodistas quienes perdieron la vida por su labor bajo la actual administración. 
 
Las principales agresiones contra periodistas y medios registradas en 2020 son amenazas, intimidaciones y hostigamientos, así como bloqueos informativos y alteraciones de contenido:
96 amenazas, de las cuales 40 fueron de muerte. Esto representa un incremento de más del 26% con respecto al mismo periodo del año anterior. 

91 casos de intimidaciones y hostigamientos, lo que implica un incremento del 40%. En particular, las campañas de desprestigio se duplicaron. Con 36 agresiones, casi llegan al total de 39 registradas a lo largo de todo el año pasado.

Los bloqueos informativos y alteraciones de contenido registrados ascendieron a 61 casos, lo que representa una duplicación de éstos.

Se registraron 47 ataques físicos. Lo que implica un preocupante aumento del 80%, dada la vulnerabilidad que este tipo de agresiones representan para la integridad física de periodistas en México.
Los estados más violentos
 
Ciudad de México, Puebla, Oaxaca, Veracruz y Quintana Roo son los cinco estados con más agresiones documentadas en el primer semestre del 2020. Dichas entidades concentran el 48% de las agresiones totales, es decir, casi la mitad del total.

Los factores que propagan el crecimiento de las agresiones son la intolerancia de los funcionarios al escrutinio público, particularmente vinculado a la pandemia, la represión de protestas, así como la captura del poder público por el crimen organizado. 
 
Con 199 agresiones documentadas, casi 1 de cada 2 agresiones es perpetrada por funcionarios públicos. La organización no gubernamental asegura que uno de los factores que propicia esto es la negativa de los gobernantes a responder preguntas o recibir críticas sobre su manejo de la pandemia.
 
En este sentido, existe un efecto multiplicador donde la misma estrategia del gobierno de Andrés López Obrador se repite en los estados. En vez de fungir como espacios de diálogo o de transparencia informativa, tanto el presidente como los gobernadores utilizan las conferencias de prensa, en temas generales y de la salud, para estigmatizar y denostar a la prensa. En Baja California, Jaime Bonilla y su equipo son responsables de al menos 11 bloqueos y estigmatizaciones contra medios críticos. El gobernador ha llamado mentirosos a quienes investigan y disputan los datos presentados sobre el manejo de la pandemia. En Puebla, 25 agresiones, poco más del 50% del estado, son vinculadas directamente al gobierno de Miguel Barbosa quien rechaza preguntas de medios quienes le han cuestionado.
 
También existe un componente de género en incremento de la violencia. Los ataques contra las mujeres periodistas casi se duplicaron, pasando de 56 a 111. Así mismo, las agresiones en el transcurso de coberturas de movimientos sociales o protestas, entre estos los movimientos de mujeres exigiendo justicia, representan más del 16% de las agresiones. 
 
La organización encargada de velar por la libertad de expresión, exhortó a los gobiernos federales, estatales y municipales a revertir la tendencia violenta. Las obligaciones del Estado en materia de protección a periodistas requieren materializarse en una actuación diligente y eficaz para evitar los asesinatos y el aumento de otros ataques contra la prensa en razón de su labor.

Article19 fue fundada en 1987 y toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual proclama la libertad de expresión como un derecho fundamental en el mundo.

Tags