Aumentan casos de mujeres drogadas y violadas en bares de México
Por medio de la página de Facebook MeToo Baresmx cientos de mujeres han roto el silencio y denunciado un secreto a voces que por décadas ha subsistido en bares y antros de todo México
A las bebidas de las jóvenes les colocan droga para que pierdan el control

Alrededor de 200  mujeres, en un mes, han denunciado en las redes sociales haber sido drogadas y violadas en bares de México cuando extraños les colocaron algún tipo de droga en la bebida, según una investigación periodística de SinEmbargo, publicada este martes.

El medio publicó varios testimonios de víctimas de este modus operandi de violadores, entre esos el de una joven de visita en Monterrey, Nuevo León, que salió a divertirse a un bar por un rato.

Al llegar, un guardia de seguridad le destapó una cerveza, 20 minutos después ella comenzó a sentirse mareada, el guardia la condujo al baño, detrás de ella ingresó un hombre y la violó mientras la encargada del aseo cuidaba la escena sin alertar a nadie de que se estaba cometiendo un delito, detalló el reportaje.

Esa es sólo una de las más de 200 denuncias de ese tipo que la página de Facebook MeToo Baresmx, ha canalizado en apenas un par de semanas.

A través de esta iniciativa, cientos de mujeres han roto el silencio y denunciado un secreto a voces que por décadas ha subsistido en bares y antros de todo México bajo la indiferencia de las autoridades, dijo SinEmbargo,

Las denunciantes narraron a través de mensajes anónimos la otra cara de los centros nocturnos de México, que se han vuelto parte de la llamada “trata de personas exprés”.

 

 

Esa es una modalidad mediante la cual clientes, sobre todo mujeres jóvenes, que acuden a estos establecimientos, son ofrecidas como mercancía sexual, drogadas con diversas sustancias, en muchos casos violadas por los clientes y después ignoradas por las autoridades y especialistas de la salud.

De acuerdo con la usuaria de Twitter que inició el movimiento en la Red, de la cual se omite su nombre por su seguridad, esta modalidad de trata es ampliamente conocida por clientes masculinos asiduos a centros nocturnos de todo el país, señaló la investigación.

Ahí pueden solicitar a personal de los establecimientos que una clienta que les resulta atractiva sea drogada con bebidas adulteradas.

Una vez que las muchachas ingieren la bebida pierden la consciencia o el control sobre sí mismas, de manera que pueden ser fácilmente manipuladas y violadas por clientes.

De acuerdo con las denuncias, en muchos de los casos, las mujeres terminan siendo violadas dentro de los mismos establecimientos, en otros, las mujeres logran escapar pero con altas dosis de enervantes en su sangre.

 

 

“Hay un encargado de eso en el antro: el padrote, el tratador, el perro, el lobo, hay diferentes maneras de llamarle, tú vas con ese encargado y le dices “me gusta esa de allá, cuánto?” y en cuanto pagas el hombre encargado va con los que sirven el chupe y les indica”, dijo una víctima.

Otra señaló: “La droga viene en los hielos y a veces simplemente dan alcohol adulterado como la madre, eso basta para apendejarnos, también se acerca a ti invitando un “trago” que obviamente, tiene droga, hay otra que se absorbe por medio la piel, con estampas o simplemente aplican la de “perdón me tropecé” y te echan un chupe encima que tiene una gran cantidad de droga, ya que estas drogada te llevan a un lugar privado y, te violan,” narró la usuaria @tamaldechipil cuya denuncia alentó a cientos de mujeres a dar su testimonio de manera anónima.

Las denuncias migraron a Facebook luego que el tuit fuera compartido en la página de MeToo Filosofía y Letras, que cuenta con 12 mil 600 seguidores y que acumuló entre el 17 de octubre y el corte de esta nota, 8 mil comentarios con centenares de testimonios a pesar de que se enfoca en denuncias en el campo de la Filosofía.

Entre más denuncias se acumulan, son más las mujeres que deciden hacer público su caso. De acuerdo con las iniciadores de @MeTooBaresMx, quienes abrieron la página el 22 de octubre de este año, han sido tantas las denuncias que no han podido publicarlas en su totalidad, subrayó SinEmbargo.