Al menos 8 muertos en Nueva York y Nueva Jersey por las fuertes lluvias

Las lluvias forman parte de los remanentes del huracán Ida que, degradado a tormenta, atravesó la parte este del país desde que entró por el estado de Misisipi y Luisiana, donde causó graves inundaciones.
Lluvias-NuevaYork
 

Reproduce este artículo

Al menos ocho personas murieron a consecuencia de las lluvias que sacuden en las últimas horas los estados de Nueva Jersey y Nueva York, informó este 2 de septiembre la agencia EFE.

Siete de los fallecidos se reportaron en la ciudad de Nueva York, actualmente en estado de emergencia, mientras en el estado de Nueva Jersey pereció la otra, según el alcalde de la ciudad de Passaic, Héctor Lora.

Las lluvias forman parte de los remanentes del huracán Ida que, degradado a tormenta, atravesó la parte este del país desde que entró por el estado de Misisipi y Luisiana, donde causó graves inundaciones.

En la ciudad de Nueva York, prácticamente todas las líneas del metro quedaron suspendidas al ser inundadas por auténticas riadas que caían tanto por las escaleras de las estaciones como por los techos de los túneles.

Muchos ciudadanos aprovechaban este jueves la mejora del clima para limpiar aceras y calles de ramas y objetos esparcidos por la tormenta.

“Estamos sufriendo un evento meteorológico histórico con lluvias que están rompiendo récords por toda la ciudad, con inundaciones brutales y condiciones peligrosas en las carreteras”, advirtió el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en las redes sociales.

Tanto De Blasio como la gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, señalaron que en unas pocas horas cayó mucha más lluvia de lo esperado, lo que confirmó este jueves el presidente Joe Biden.

En rueda de prensa para todo el país, el Presidente Biden dijo que toda la ayuda necesaria está disponible para los estados afectados y aseguró que los muertos llegan a 20.

Biden resaltó que es la primera vez que el Servicio Meteorológico Nacional emitía una emergencia por inundaciones en Manhattan, Brooklyn, Queens, Bronx y Staten Island, y elogió a los socorristas que ayudaron a las personas atrapadas en el metro de Nueva York.

Ida, que se formó a finales de la semana pasada en el golfo de México, alcanzó la costa sur de Estados Unidos con vientos de hasta 240 kilómetros por hora, convirtiéndose en un huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson. Tras tocar tierra, la fuerza de los vientos ha disminuido hasta 150 km/h.

El presidente viajará el viernes a Luisiana, donde el huracán destruyó edificios y dejó sin electricidad a más de un millón de hogares.