Trump votará anticipadamente el sábado en Florida
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, votará anticipadamente el próximo sábado en Palm Beach, donde se encuentra su lujoso complejo Mar-a-Lago, en Florida, ya que en ese estado se encuentra su residencia electoral
Presidente Donald Trump
 

Reproduce este artículo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, votará anticipadamente el próximo sábado en Palm Beach, donde se encuentra su lujoso complejo Mar-a-Lago, en Florida, ya que en ese estado se encuentra su residencia electoral, informó este jueves la Casa Blanca.

El subsecretario de prensa de la Presidencia, Judd Deere, aseguró en un comunicado que el presidente Trump tiene la intención de votar en persona cuando esté el sábado en Palm Beach, a donde el año pasado trasladó su residencia legal, que antes tenía en su domicilio en Nueva York.

En Florida, uno de los estados en los que se prevé un duelo más reñido entre Trump y su candidato rival, el representante del Partido Demócrata Joe Biden, se puede votar anticipadamente desde el pasado lunes para las elecciones del próximo 3 de noviembre.

Mientras Trump vota en Palm Beach, su antecesor en el cargo, Barack Obama, estará en Miami haciendo campaña a favor del candidato presidencial demócrata, Joe Biden.

Por su parte, el vicepresidente, Mike Pence, tiene previsto votar también anticipadamente y en persona este viernes en su estado natal de Indiana.

Más de 48 millones de electores habían emitido ya su voto adelantado hasta este jueves, lo que supone un récord de participación por este procedimiento a estas alturas de la campaña electoral.

Sin embargo, existe preocupación entre los electores sobre posibles problemas en el trámite de los votos por correo, un procedimiento que también ha aumentado en estos comicios debido a la pandemia de la COVID-19, y sobre el que Trump expresó sus dudas al principio porque estimó que podría ser objeto de fraude.

El presidente Trump y el candidato demócrata Biden se vieron las caras este 22 de octubre por la noche en el último debate presidencial antes de las elecciones de noviembre.

El nuevo formato para el evento de Nashville, Tennessee, fue una reacción al primer debate el 29 de septiembre en Cleveland, que vio repetidos enfrentamientos entre los dos candidatos.

Ambos se enfrascaron en una acalorada disputa (aunque más cordial que la anterior) cuando Trump intensificó sus ataques contra los negocios extranjeros “turbios” del candidato demócrata y su hijo Hunter, y defendió su manejo de la crisis del coronavirus.

 

(Con información de EFE)