Trump arremete contra Michelle Obama y la Convención Demócrata
La convención demócrata es “una siestecita” desde antes de comenzar, dijo el presidente. “Ustedes saben que cuando un discurso está grabado, es como que no tiene nada de emocionante, ¿no es así?”, dijo con convicción.
Trump y Michelle Obama
 

La Convención Nacional  Demócrata completamente virtual enseñó cuáles son los argumentos del partido para enfrentar las elecciones del próximo noviembre: culpar al presidente Donald Trump de un mal manejo de la epidemia del coronavirus, de ser el responsable de la actual situación económica y de la violencia policial y el racismo.

Pero la Convención tuvo que enfrentar el desafío del presidente Donald Trump, quien fiel a su carácter, organizó un mitin político en Wisconsin, justo donde Biden había programado originalmente la convención de esta semana, para contrarrestar el evento demócrata.

La convención demócrata es “una siestecita” desde antes de comenzar, dijo el presidente. “Ustedes saben que cuando un discurso está grabado, es como que no tiene nada de emocionante, ¿no es así?”, remató con convicción.

La estrella demócrata de la noche fue Michelle Obama, quien se lanzó directamente contra el presidente Donald Trump, intentando culparlo de todos los malos pasados y presentes del país, diciendo que la Casa Blanca opera en "caos" y sin "empatía", al mismo tiempo que hacía un llamado a votar por Biden.

“Ha tenido tiempo más que suficiente. No puede afrontar este momento. Simplemente no puede ser quien necesitamos que sea para nosotros. Es lo que es. Si cree que las cosas no pueden empeorar, créanme, pueden, y lo harán si no hacemos un cambio en esta elección (…) Si tenemos alguna esperanza de acabar con este caos, tenemos que votar por Joe Biden como si nuestras vidas dependieran de ello. Conozco a Joe. Es un hombre profundamente decente guiado por la fe”.

Pero Trump le ha respondido este martes con la dureza sarcástica con la que suele responder a los ataques políticos

“Alguien, por favor, explíquele a @MichelleObama que Donald J. Trump no estaría aquí, en la hermosa Casa Blanca, si no fuera por el trabajo hecho por su esposo, Barack Obama. Biden fue simplemente una ocurrencia tardía, una buena razón para ese respaldo tan tardío y poco entusiasta”, le respondió en un Tweet.

Y luego, en respuesta a los ataques a su desempeño como presidente, continuó twitteando: “Mi Administración y yo construimos la mayor economía de la historia, de cualquier país, la apagamos, salvamos millones de vidas y ahora estoy construyendo una economía aún mayor que antes. Los trabajos están fluyendo, NASDAQ ya está en un récord, el resto seguirá. ¡Siéntese y observe!”.

Trump luego pasó a la investigación de Rusia, criticando a la ex administración Obama por "espiar" su campaña: “La Administración Obama-Biden fue la más corrupta de la historia, incluido el hecho de que fueron atrapados ESPIANDO MI CAMPAÑA, el mayor escándalo político en la historia de nuestro país. Se llama traición y más. ¡Gracias por tus amables palabras Michelle!”.

También defendió su trabajo frente a la crisis creada por la epidemia del coronavirus,y  volvió a arremeter contra los demócratas: “Mirando hacia atrás en la historia, la respuesta del equipo de Obama-Biden a la gripe porcina H1N1 fue considerada débil y patética. Miren las encuestas, es realmente malo. ¡La gran diferencia es que obtuvieron un pase gratis de los corruptos medios de noticias falsas!

En su presentación Joe Biden echó mano a algunos de los elementos más radicales de su partido, como el senador por Vermont Bernie Sanders, el gran perdedor de las dos últimas campañas presidenciales demócratas, y la exprimera dama Michelle Obama, que se esforzó por vender la idea de que Biden es un hombre de gran empatía y experiencia.

Sanders dijo: “Amigos, les digo a ustedes, y a todo el mundo que respaldó a otros candidatos en estas primarias y a los que pudieran haber votado por Donald Trump en las últimas elecciones: El futuro de nuestra democracia está en juego. El futuro de nuestra economía está en juego. El futuro de nuestro planeta está en juego”.

Para contrarrestar la presencia de Bernie Sanders y Michelle Obama, identificados con el ala más radical del Partido, la Convención presentó a exaspirantes presidenciales, como el exgobernador republicano de Ohio John Kasich, un conservador opuesto al aborto que pasó décadas luchando para reducir el gasto gubernamental, buscando trasmitir la idea de que hay una ruptura en el partido republicano.

Kasich dijo: “mi militancia como republicano queda detrás de mi responsabilidad con mi país. En épocas normales, algo como esto probablemente nunca ocurriría, pero estos no son tiempos normales. Muchos de nosotros no podemos imaginarnos cuatro años más de ir por este camino”.

Pero Trump le respondió con contundencia: “John Kasich hizo un mal trabajo en Ohio, se postuló para presidente y fue fácil de vencer, y ahora se fue al otro lado desesperado por relevancia. ¡Buen trabajo de Chris C al exponer a otro perdedor!”.

Biden, hará su discurso  el jueves por la noche, pero moderó una mesa redonda sobre la justicia racial, un tema recurrente toda la noche, pues la carta racial es uno de los caballos de batalla de los demócratas en estas elecciones. Por eso llevaron a Philonise y Rodney Floyd, que hicieron un minuto de silencio en honor de su hermano, George Floyd, el hombre de Minnesota cuya muerte a manos de la policía  desató disturbios, vandalismos y saqueos sin sentido en varias partes del país.