Renunció el enviado especial de Biden para Haití

El embajador Daniel Foote, enviado especial de Joe Biden en Haití, renunció y criticó el enfoque asumido por la administración Biden para ese país
Migrante haitiana deportada desde Estados Unidos en el aeropuerto Toussaint Louverture en Puerto Príncipe (Haití), 19 de septiembre de 2021.  Fotografía EFE/ Richard Pierrin
 

Reproduce este artículo

El embajador Daniel Foote, designado en julio para ocupar el cargo de enviado especial de Joe Biden en Haiti, tras el asesinato del presidente de ese país, renunció hoy en protesta por las deportaciones “inhumanas y contraproducentes” ordenadas por el gobierno al cual representa.

Foote criticó el enfoque asumido por la administración Biden para ese país y lo calificó de “profundamente defectuoso”. Añadió que sus recomendaciones han sido “ignoradas y descartadas” y precisó que sus escritos fueron editados “para proyectar una narrativa diferente".

El embajador dijo que no participará de la “decisión inhumana y contraproducente de Estados Unidos de deportar a miles de refugiados haitianos”, en medio de la crisis de migrantes procedentes de ese país y que se dirigen hacia la frontera sur de los Estados Unidos.

“Con profunda decepción y disculpas a quienes buscan cambios cruciales, renuncio a mi puesto como Enviado Especial para Haití, con efecto inmediato”, escribió Foote, diplomático de carrera del servicio exterior de los Estados Unidos.

El diplomático rechazó enfáticamente ser parte de la “decisión inhumana y contraproducente de Estados Unidos de deportar a miles de refugiados e inmigrantes ilegales haitianos a Haití”.

El ahora ex enviado de Biden explicó que en Haití los funcionarios estadounidenses están confinados en recintos seguros debido al peligro que representan las bandas armadas que controlan la vida diaria.

Foote describió el "sufrimiento" del pueblo de Haití y dijo que el país “simplemente no puede soportar la infusión forzada de miles de migrantes retornados que carecen de comida, refugio y dinero”, siendo esta “una tragedia humana adicional y evitable”.

Añadió, en su carta de renuncia, que la aparición de migrantes en las fronteras de Estados Unidos “solo crecerá” en tanto continúe “la miseria inaceptable de Haití”.

Altos funcionarios del Departamento de Estado le dijeron a Fox News que había otras razones para la renuncia de Foote y que el diplomático estaría presionado por una responsabilidad adicional y la supervisión inapropiada en los dos meses que llevaba en el cargo.

Un portavoz del Departamento de Estado confirmó la renuncia de Foote y le agradeció su servicio en el cargo.

“Estados Unidos mantiene su compromiso de apoyar la migración segura, ordenada y humana en toda nuestra región, y nos relacionamos con socios a lo largo del corredor migratorio para inculcarles nuestra responsabilidad compartida para la gestión humanitaria de la migración, que incluye hacer cumplir las leyes migratorias y proteger a las poblaciones vulnerables”, añadió el portavoz.

“Para abordar los desafíos inmediatos que enfrentan los repatriados, Estados Unidos está trabajando con la Organización Internacional para las Migraciones a fin de garantizar que los migrantes haitianos que regresan sean recibidos en el aeropuerto y reciban asistencia inmediata”, observó.

El portavoz dijo que están “trabajando para identificar formas de brindar una asistencia más integral en el futuro. A largo plazo, el gobierno de los Estados Unidos está comprometido en trabajar con el gobierno de Haití y las partes interesadas en todo Haití para fortalecer la gobernabilidad democrática y el Estado de derecho”, así como para avanzar hacia un crecimiento económico inclusivo y mejorar la seguridad y la protección de los derechos humanos en Haití, indicó.

El Departamento de Seguridad Nacional explicó que los migrantes están siendo trasladados en vuelos bajo las protecciones de salud pública del Título 42, disposición legada por la administración Trump, en respuesta a la pandemia de COVID-19, que permite la expulsión rápida de migrantes. La administración Biden estaría aplicando esta disposición con adultos solteros y con algunas familias migrantes. Los procesos de los menores no acompañados se desarrollan en Estados Unidos, los menores quedan bajo custodia de los patrocinadores.

La administración Biden ha reiterado a los migrantes que si vienen ilegalmente serán devueltos. “Su viaje no tendrá éxito y pondrá en peligro su vida y la de su familia”.  La inmigración ilegal “no es la forma de hacerlo”, indicaron representantes.

A la fecha, más de 14.000 migrantes haitianos han acampado debajo del puente en Del Rio, Texas, después que aumentasen los flujos migratorios en los cruces fronterizos. Los informes indican que hay miles de personas en camino.

 

Tags