¿Qué propone Citizenship Act 2021? Plan de inmigración de Biden

La Ley de Ciudadanía de los Estados Unidos de 2021 (Citizenship Act 2021) proporciona un camino legislativo hacia la obtención de la ciudadanía de hasta 11 millones de inmigrantes indocumentados en este país
¿Qué propone Citizenship Act 2021? Plan de inmigración de Biden
 

Reproduce este artículo

El presidente Joe Biden dio un paso en el cumplimiento de una de sus promesas de campaña: Citizenship Act 2021 (Ley de Ciudadanía de los Estados Unidos de 2021), al enviar el proyecto al Congreso.

Se anticipa que casi 11 millones de inmigrantes indocumentados podrían ser elegibles para normalizar su estatus migratorio si el proyecto de ley se concreta. Además, cientos de miles de inmigrantes altamente calificados, principalmente procedentes de la India y China, que han estado esperando años por una tarjeta verde, podrían obtener la residencia permanente.

El abogado de inmigración, Richard Herman, considera que si el nuevo proyecto de ley de inmigración es aprobado por el Congreso, fortalecerá a Estados Unidos.

“Nuestro sistema de inmigración actual está roto, no trata a las personas con dignidad, separa familias y socava nuestra economía y seguridad. La legalización de los inmigrantes indocumentados, muchos de los cuales han vivido y trabajado en los EE. UU. Durante más de 10 años y tienen raíces profundas en la comunidad, merecen la oportunidad de unirse a la familia estadounidense”, afirmó Herman.

“Durante demasiado tiempo, el sistema de inmigración de EE.UU. ha ignorado el talento de los inmigrantes altamente educados, muchos de los cuales han abandonado los EE.UU. o han inmigrado a países más acogedores. El proyecto de ley de inmigración de Biden es un gran primer paso para modernizar un sistema anticuado y volver a imaginar cómo nuestras leyes de inmigración deben reflejar nuestro carácter como una nación de inmigrantes”, añadió.

¿Qué propone Citizenship Act 2021?

 

La propuesta de inmigración, acompañada de una serie de Órdenes Ejecutivas del presidente Biden, que revierten varias de las estipuladas por Donald Trump sobre este ámbito, como la Prohibición de Viajes de naciones predominantemente musulmanas, proporciona lo siguiente:

  • Los ciudadanos extranjeros presentes en los EE. UU. el 1 de enero de 2021 o antes, y que aprueben una verificación de antecedentes penales, serían elegibles para solicitar un estatus legal temporal, solicitar tarjetas de residencia después de cinco años, si cumplen con ciertos requisitos, y ciudadanía tres años después.
  • Los titulares de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA o Dreamers), los beneficiarios de Protección Temporal (TPS) y los trabajadores agrícolas que estén presentes el 1 de enero de 2021 o antes, y cumplan con ciertos requisitos, serían inmediatamente elegibles para tarjetas verdes y ciudadanía tres años después.
  • El Secretario del DHS puede renunciar al requisito de presencia física para aquellos deportados a partir del 20 de enero de 2017 que estuvieron físicamente presentes durante al menos tres años antes de la expulsión, por motivos de unidad familiar y humanitarios.
  • Mantener unidas a las familias eliminando los atrasos, recuperando las visas no utilizadas, eliminando los largos tiempos de espera, aumentando los límites de visas por país; y eliminar las llamadas “prohibiciones de 3 y 10 años” y otras disposiciones que separan a las familias.
  • Adopta la diversidad al incluir la NO BAN ACT que prohíbe la discriminación basada en la religión y limita la autoridad presidencial para emitir prohibiciones futuras.
  • El proyecto de ley también incluye aumentar las visas de diversidad de 55.000 a 80.000.

 

El proyecto de ley facilitaría además, que los graduados de universidades estadounidenses con títulos avanzados de STEM permanezcan en los EE.UU.; mejora el acceso a las tarjetas verdes para los trabajadores en el sector de salarios más bajos; y elimina otros obstáculos innecesarios para las tarjetas verdes basadas en el empleo.

Proporciona autorización de trabajo a los dependientes de los titulares de la visa H1B.

Crea un programa piloto para estimular el desarrollo económico regional, le da al DHS la autoridad para ajustar las tarjetas verdes en función de las condiciones macroeconómicas e incentiva salarios más altos para las visas de no inmigrantes más calificadas para evitar la competencia desleal con los trabajadores estadounidenses.

Apoya a los solicitantes de asilo y otras poblaciones vulnerables.

El proyecto de ley elimina el plazo de un año para solicitar asilo y proporciona fondos para reducir la acumulación de solicitudes de asilo.

Aumenta la protección para los solicitantes de visas U, visas T y VAWA, incluido el aumento del límite de visas U de 10,000 a 30,000 Plan interinstitucional de $ 4 mil millones que brindaría ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras en un esfuerzo por abordar las causas fundamentales de la inmigración indocumentada: violencia, pobreza y corrupción. 

El proyecto profundiza además, en otros aspectos. 

 

Con información publicada por Herman Legal Group.