Greta Thunberg inspira huelgas climáticas en el Black Friday

A la expectativa se encuentra una marcha en las ciudades de EE. UU donde se espera que varias personas participen en huelgas a propósito del Black Friday. La marcha tiene como objetivo llamar la atención sobre la crisis climática global. Las huelgas climáticas se espera que tengan lugar en todo el mundo el viernes informa CNN

Las protestas son parte de Fridays for Future (“Viernes para el Futuro”), un movimiento encabezado por jóvenes que comenzaron a organizarse después de que la activista climática sueca Greta Thunberg faltara a clase y organizara sentadas los viernes fuera del Parlamento sueco. Los partidarios esperan aprovechar el impulso de las huelgas climáticas mundiales de Fridays for Future que tuvieron lugar en septiembre.

“En septiembre, 7,5 millones de personas en todo el mundo salieron a las calles. Mañana lo volveremos a hacer. Todos son necesarios. Todos son bienvenidos”, publicó Thunberg en redes sociales.

Los huelguistas han exigido “justicia climática” para considerar la crisis climática no solo como un problema ambiental, sino también como una obligación ética. Se espera que las huelgas muestren a los líderes mundiales el hecho de que no solo los jóvenes quieren que se aborde el cambio climático. Los organizadores han alentado a los potenciales  compradores del Black Friday a boicotear el día festivo y unirse a la degeneración del planeta que aboga y se manifiesta en las huelgas climáticas.

“El consumismo está destruyendo nuestro planeta”, dejo saber Extinction Rebellion, un grupo ambientalista, en redes sociales. “No tenemos recursos infinitos, sin embargo, el sistema continúa persuadiéndonos de todo lo que necesitamos para comprar constantemente más de todo. Nos venden continuamente productos baratos a expensas de nuestro medio ambiente, pero ya es suficiente”.

Entre las acciones que se prevé que realicen los manifestantes, se planea empujar silenciosamente carritos de compras vacíos a través de una tienda de la ciudad de Nueva York, formando una larga cadena de personas que no compran y que pasarán por los pasillos de las tiendas, invitando a los clientes a tomar un descanso de las compras.

Se planea otra huelga climática para el 6 de diciembre.