¿Cómo solicitar el asilo político en Estados Unidos?
El asilo es una figura que permite que ciudadanos de otras nacionalidades residan en Estados Unidos de manera regular. ADN Cuba explica algunos detalles sobre en qué consiste el asilo y cómo puede obtenerse
Policía fronteriza de Estados Unidos. Foto: EFE

El asilo es una figura que permite que ciudadanos de otras nacionalidades residan en Estados Unidos de manera regular y alcancen, con el devenir del tiempo, un estatus legal de residente permanente o ciudadano.

Sin embargo, la figura no aplica para todos. Quienes opten por ella deben demostrar en un proceso jurídico que solicitan el asilo porque son víctimas de persecución, acoso u hostigamiento en su país, ya sea por motivos políticos, religiosos, étnicos y de otra índole.

De acuerdo con estadísticas oficiales, en el último año con datos revelados se aprobó la petición de asilo de poco más de 23 mil personas extranjeras. Así lo refiere el sitio web La red hispana, que ofrece claves oportunas para conocer en profundidad todo lo referente al asilo político en Estados Unidos.

Personas que pueden solicitar asilo

El asilo, como figura jurídica, busca acoger y proteger personas que temen, de manera fundamentada, creíble y demostrable, haber sido o que serán víctimas de persecución por diferentes motivos como su raza, religión, nacionalidad, ideas políticas o pertenencia a un grupo social determinado.

Por tanto, cualquier persona que esté en uno de esos escenarios puede optar por solicitar la concesión de asilo en Estados Unidos, donde, en caso de que le sea aprobada la solicitud, podrá vivir libre de temor y con amplias posibilidades de obtener la famosa Green card, el documento que avala la residencia permanente en el país, y hasta la ciudadanía americana, una de las más significativas y reconocidas en el mundo.

Si no se cumple con alguna de las causas o circunstancias antes mencionadas, también se debe considerar que puede pedirse asilo en caso de que se haya sido víctima de un asalto sexual, de violencia continuada, de tráfico humano, violencia doméstica y/o abuso, negligencia o abandono, si se es niño o joven soltero, menor de 21 años.

De acuerdo con las leyes, el asilo aplica tanto para los solicitantes que logren la resolución positiva de su caso como para sus familiares inmediatos, condición que refiere a los cónyuges y los hijos solteros menores de 21 años. 

En esos casos, la persona a la que le sea otorgado el asilo sólo debe llenar un formulario por cada uno de sus familiares, en un plazo de dos años a partir de que le sea aprobada su solicitud.
Para que la acogida a los familiares proceda, la relación familiar debe existir ya al momento en el que se solicita y se aprueba el asilo. 

 

¿Dónde se solicita el asilo?

El asilo en Estados Unidos puede solicitarse en cualquier punto de control fronterizo, así como en los puntos de acceso legal, entiéndase aeropuertos, garitas de frontera, etc.

El solicitante deberá llenar formularios y pasar por una entrevista de “miedo creíble”, en la cual el entrevistador deducirá a partir de las respuestas y manera de conducirse del entrevistado si ciertamente puede tratarse de una persona perseguida o en peligro potencial.

Una vez se pasa dicha entrevista, la persona inicia un proceso jurídico antes las cortes, a las cuales deberá acudir en diversas ocasiones hasta completar su proceso, que un juez definirá cómo se resuelve: de manera positiva (concesión del asilo) o negativa (negación del asilo).

Muchos solicitantes pueden pasar el proceso en libertad, pero otros lo hacen en centros de detención o acogida temporal. Asimismo, no todos tienen la posibilidad de vivir y trabajar en suelo estadounidense en tanto se resuelve su petición. Sin embargo, al término del proceso, si este se resuelve favorablemente, el asilado puede vivir en Estados Unidos con normalidad y optar a futuro por la residencia y ciudadanía.

De igual forma, mientras es asilado puede viajar al extranjero y a su país de origen, pero siguiendo un conjunto de normas y procedimientos cuyos detalles meritarían otro artículo.

Por último, resulta necesario señalar que no es fácil ganar un caso de asilo en Estados Unidos y que si la petición se declara frívola, una de las categorías bajo la que no es procedente, se pierde el privilegio de volver algún día a la nación norteña.