Biden pide a republicanos que se "aparten del camino" para aumentar el límite de deuda

El presidente estadounidense arremetió contra los republicanos por negarse a aumentar el límite de endeudamiento de Estados Unidos
Joe Biden, presidente de Estados Unidos
 

Reproduce este artículo

El presidente Joe Biden pidió a los senadores republicanos que se “aparten del camino” y que permitan que el bando demócrata suspenda el límite de la deuda del país, con el objetivo de evitar que el Gobierno se acerque a un incumplimiento crediticio.

El Congreso tendría hasta el 18 de octubre para permitir que el Gobierno federal se siga endeudando y así continuar operando luego de acumular una deuda pública total de $28.4 billones.

La Cámara de Representantes aprobó una medida para suspender el límite de deuda, pero el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, se negó a permitir el apoyo de su partido, lo que obliga a los demócratas del Senado a un proceso que podría prolongarse durante semanas.

Biden calificó a los republicanos como “imprudentes y peligrosos” por negarse a apoyar a los demócratas en el aumento del límite de endeudamiento de Estados Unidos y evitar un default en la economía.

El mandatario no solo busca aumentar el límite de deuda de $30 billones, sino aprobar un proyecto de ley de $3,5 billones que iría de la mano con otro proyecto de infraestructura de $1,2 billones.

Los republicanos en el Senado se han negado a aumentar la deuda o suspender la cota de la deuda debido al gasto actual del Gobierno federal y sus planes de incrementar las inversiones en sectores no productivos, según recoge Diario las Américas.

El Partido Republicano considera que Biden no ha buscado reducir la deuda del país, sino aumentarla a niveles que no serían beneficiosos para la nación.

El mandatario viajaría este martes a Michigan para promover sus planes de gasto social que podría ascender a unos $2 billones mientras intenta renovar el plan de infraestructura de $1,2 billones.

McConnell ha protestado contra los planes de gastos de Biden, que insiste en invertir billones de dólares en programas sociales, ayuda para instituciones internacionales y el medio ambiente.

Mientras tanto, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, indicó que un incremento del tope de endeudamiento debe votarse a fines de esta semana, sin excepciones.

“No podemos darnos el lujo de esperar hasta el 18 de octubre, pues es nuestra responsabilidad garantizar al mundo que Estados Unidos cumple sus obligaciones a tiempo”, puntualizó.