Muere disidente de las Farc vinculado con las masacres en Colombia
Era el tercer cabecilla del frente ‘Oliver Sinisterra’ de las disidencias, responsable de actividades delictivas en el departamento colombiano de Nariño.
Operación aérea militar del Ejército de Colombia
 

Reproduce este artículo

El tercer cabecilla del frente ‘Oliver Sinisterra’ de las disidencias de las Farc, Fidel Preciado Sevillano, alias ‘Piquiña’, señalado de estar relacionado con las masacres en Colombia, murió el pasado lunes 24 de agosto en medio de una operación de las Fuerzas Militares de Colombia, informó el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

La operación militar contó con el apoyo de la Fiscalía, y se desarrolló en área rural del municipio de Roberto Payán, Nariño, donde las tropas del Ejército sostuvieron un combate que dejó como resultado la muerte de alias ‘Piquiña’ y la incautación de un arma corta.

Alias ‘Piquiña’ tenía un amplio prontuario delictivo, perteneció a la extinta columna Móvil ‘Daniel Aldana’ de las FARC, y era el encargado de coordinar y realizar inteligencia delictiva a unidades de la Fuerza Pública en los municipios de Roberto Payán y Tumaco, en Nariño.

Para las autoridades colombianas, este sujeto era el responsable de realizar homicidios contra la población civil e individuos de las estructura criminal ‘Los Contadores’, ocasionando con estos hechos intimidación y desplazamientos de las comunidades.

Además, adelantaba actividades delictivas para el tráfico de estupefacientes sobre la ribera del río Chagüí, Tumaco, donde amenazaba de muerte a los habitantes de estas comunidades para que mantuvieran la siembra de cultivos ilícitos en la región.

De acuerdo con Holmes, este sujeto estaría relacionado con la masacre de 6 personas el pasado 21 de agosto en la Guayacana, también en Tumaco.

Era el hombre de confianza alias ‘Fabian’ o el ‘Gringo’, principal cabecilla del frente ‘Oliver Sinisterra’, y era requerido mediante dos órdenes de captura por los delitos de concierto para delinquir y homicidio agravado. 

El ministro de Defensa, también manifestó que esta operación es un golpe contundente contra el crimen organizado y las estructuras dedicadas al narcotráfico.

Días antes, el Gobierno de Colombia, en cabeza del ministro Holmes, había señalado a disidentes de las Farc, Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otras estructuras dedicadas al narcotráfico, de estar detrás de las masacres de los últimos días en el país. “Lo hemos dicho: los cultivos ilícitos y el narcotráfico son el principal enemigo de la paz en Colombia”, afirmó el ministro.