El Gobierno colombiano asegura que erradicó 130.000 hectáreas de coca en 2020

"Un esfuerzo gigantesco que representa liberar de este flagelo un área equivalente a más de 120.370 canchas de fútbol o 3,4 veces la ciudad de Medellín", aseguró el ministro de Defensa colombiano.
Un integrante de la Policía Colombiana patrulla hoy, miércoles un cultivo de coca durante una jornada de erradicación de cultivos de coca en zona rural de Tumaco. EFE/Carlos Ortega
 

Reproduce este artículo

Colombia logró erradicar este año 130.000 hectáreas de cultivos ilícitos, con lo que cumplió la meta que se propuso para 2020, informó este miércoles el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

"Hoy cumplimos la meta de erradicación de 130.000 hectáreas de cultivos ilícitos, un esfuerzo gigantesco que representa liberar de este flagelo un área equivalente a más de 120.370 canchas de fútbol o 3,4 veces la ciudad de Medellín", dijo Trujillo en una visita que hizo con el embajador de EE.UU., en Colombia, Philip Goldberg, a Tumaco, en el departamento de Nariño (suroeste), uno de los principales centros de producción de coca del país.

El ministro aseguró que esas 130.000 hectáreas erradicadas se "traducen en una afectación de cerca de 301 millones de dólares a las organizaciones del narcotráfico, si se toma como referencia el precio promedio de la hectárea de coca, y representa cerca de 115.440 kilos de cocaína que se dejaron de producir".

En marzo pasado la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, en inglés), calculó que los cultivos de coca aumentaron en Colombia en 2019 hasta alcanzar las 212.000 hectáreas, mientras que la producción de cocaína llegó a un récord de 951 toneladas.

Trujillo enfatizó que los cultivos ilícitos son el "principal combustible de las economías ilegales que financian y propician el crecimiento y fortalecimiento de las organizaciones criminales que afectan la seguridad nacional".

Por su parte, el embajador Goldberg destacó el trabajo de todos los implicados en la lucha contra los cultivos ilícitos y aseguró que cuando "los dos gobiernos trabajan en conjunto podemos lograr metas ambiciosas".

Añadió que las cifras de erradicación son significativas pero que aún "tenemos mucho camino por recorrer y vamos juntos por la ruta correcta".

Al respecto, el presidente colombiano, Iván Duque, aseguró que Colombia "ha logrado el máximo nivel de erradicación manual de coca jamás registrado" y que con eso se le quita al narcotráfico "su capacidad de contaminar las regiones de Colombia".

 

SIN ASPERSIÓN AÉREA

Trujillo destacó que las cifras de erradicación de cultivos ilícitos son significativas porque se lograron sin utilizar la aspersión aérea, herramienta con la cual se hubiese logrado un mejor resultado.

"La histórica meta de 130.000 hectáreas erradicadas se logró sin la aspersión que nos hubiera permitido erradicar más, de manera más segura para nuestros hombres, y más rápidamente para crear condiciones de inversión en proyectos productivos y rentables", puntualizó.

Las aspersiones aéreas con el herbicida glifosato para erradicar los cultivos de coca en Colombia fueron suspendidas en 2015, cuando el Gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos acató una sentencia de la Corte Constitucional que argumentaba que ese herbicida puede ser cancerígeno y causar daño al medio ambiente.

En 2017, el alto tribunal suspendió la fumigación de cultivos pero dejó abierta la posibilidad de volver a autorizar el glifosato en la lucha antidrogas si el Ejecutivo cumplía con una serie de condiciones de tipo sanitario y ambiental.

"Estamos cumpliendo todos los requisitos establecidos por la Corte Constitucional y las normas de la legislación ambiental para reiniciar la aspersión", detalló el ministro.

 

LAS CIFRAS

Al desglosar las cifras de las acciones contra los cultivos ilícitos y el narcotráfico, Trujillo aseguró que hasta el 24 de diciembre de este año fueron incautadas más de 498 toneladas de cocaína, un 17 % más que en el mismo periodo de 2019.

También se logró la incautación de 545 toneladas de hoja de coca, 63 toneladas de base de cocaína, 515 toneladas de marihuana, y 5.447 infraestructuras para la producción de drogas ilícitas destruidas.

"Este año ha sido particularmente difícil porque nos enfrentamos a la pandemia del covid-19, a condiciones climáticas adversas y a diferentes maniobras de los narcotraficantes y los grupos armados organizados para limitar el accionar de la fuerza pública", explicó.

El ministro recordó que este año contabilizaron 1.862 bloqueos o acciones violentas que buscan entorpecer las tareas de erradicación.

Asimismo, fueron registrados 22 ataques armados contra patrullas de erradicación, 14 hostigamientos y "un total de 16 hombres han sido asesinados y 107 han resultado heridos" como consecuencia del uso de artefactos explosivos por parte de grupos de narcotraficantes.