Destruyen en Colombia un “mega laboratorio” de coca del ELN

Este complejo delictivo estaba valorado en 3 millones de dólares y tenía una capacidad de producir cinco toneladas de cocaína al mes. La droga era enviada a carteles mexicanos.
destruyeron “un mega complejo cocalero” en el municipio Cumbitara (Nariño)
 

Reproduce este artículo

La Fuerza Pública colombiana logró la destrucción de un gigantesco laboratorio de cocaína perteneciente al Ejército de Liberación Nacional (ELN), en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, informó este domingo la Fiscalía General de la Nación.

La Policía colombiana y el Ejército Nacional, con información de la Administración de Control de Drogas (DEA) de los EE.UU., ubicaron y destruyeron “un mega complejo cocalero” en el municipio Cumbitara (Nariño), donde se producía cinco toneladas de cocaína al mes.

El laboratorio se encontraba en una zona boscosa a más 800 metros del lugar donde aterrizaron funcionarios de la policía y el Ejército. 

Durante el allanamiento había por lo menos 35 personas que, al darse cuenta de la presencia de las autoridades, iniciaron un hostigamiento armado que duró varias horas, sin dejar heridos por parte Fuerza Pública.

De acuerdo con las investigaciones, el complejo cocalero tenía un valor aproximado de 3 millones de dólares y al menos 500 metros cuadrados eran utilizados para realizar el procesamiento de la cocaína.

En este lugar se procesaban cinco toneladas de cocaína al mes, que presuntamente eran enviadas a carteles mexicanos, encargados de comercializarla y distribuirla en Estados Unidos.

En el sitio fueron incautados 1.625 kilos de clorhidrato de cocaína macerada, 720 kilos de cocaína sólida lista para empacar, 325 kilos de pasta base de coca, 944 galones de acetona, 1.584 galones de ácido sulfúrico, 1.122 galones de ácido clorhídrico, 330 galones de cloroformo, 250 kilos de soda cáustica y 350 kilos de permanganatos, según describió el comunicado

Durante el operativo no hubo personas capturadas.

CARTELES MEXICANOS EN COLOMBIA

El pasado 22 de octubre, un alto funcionario de seguridad del Gobierno colombiano aseguró que los carteles de Sinaloa, Zetas, Jalisco Nueva Generación y Beltrán Leyva, se encontraban comprando cocaína a grupos paramilitares y guerrilleros de Colombia.

El Cártel de Sinaloa es el más activo en las actividades del narcotráfico en Colombia, con nexos con el ELN, las disidencias de las FARC y el Clan del Golfo en diferentes regiones del país.

Colombia es uno de los mayores productores a nivel mundial de la cocaína que se consume en Estados Unidos y Europa. Esta actividad ilegal ha dejado 260.000 muertos y millones de personas desplazadas en más de medio siglo.