Dejan abandonados 700 kilos de marihuana
Dejan 457 paquetes de marihuana abandonados en una vía del departamento del Huila, y la policía incauta 700 kilos de marihuana que se dirigían hacía Armenia proveniente de Cali.
Ejercito con paquetes de marihuana

En una zona rural del municipio de La Plata, Huila, fueron encontrados paquetes de marihuana camuflados en costales.

El Ejército Nacional con el apoyo de la Policía Nacional y la Fiscalía, lograron dar con la ubicación de este cargamento de droga, que al parecer le pertenecía a la disidencias de las FARC.

Según el comandante de la Novena Brigada, el coronel Johnny Bautista, “en 17 costales se pudieron encontrar 457 paquetes, con un peso aproximado de 759 kilogramos. Esta droga en el mercado tiene un costo aproximado de COP $284.000.000.”

Es un duro golpe a la estructura de la columna móvil Dagoberto Ramos de las disidencias de las FARC. Son las encargadas y principal responsable del tráfico de drogas en el departamento de Cauca, donde se presume que iba a ser distribuida.

Las autoridades se encuentran trabajando en la investigación del origen puntual de la droga y su destino, para dar con el responsable de este cargamento.

Por otro lado, en el departamento del Valle del Cauca, la Policía Nacional logró interceptar un camión que transportaba 700 kilos de marihuana tipo ‘cripy’.

El procedimiento fue realizado por unidades de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía del Valle del Cauca, en un puesto de control ubicado en el peaje de Corozal.

De acuerdo con el coronel Hernán Carvajal, jefe de la policía de Tránsito y Transporte en el Valle del Cauca, la marihuana se encontraba camuflada entre varios bultos de frutas y verduras.

Los narcotraficantes se están aprovechando de los camiones de cargas de alimentos para transportar la droga, ya que no se encuentran restringidos en los tiempos de pandemia.

En el operativo fueron capturadas dos personas e inmovilizado un vehículo. Según las investigaciones, estas personas se dirigían hacia la ciudad de Armenia, Quindío, donde allí iba a ser distribuida, incentivando el microtráfico.