Colombianos procesan cocaína desde Europa

Narcotraficantes colombianos serían llevados a laboratorios de cocaína para supervisar y capacitar a sus homólogos extranjeros en el procesamiento de la droga.
policía holandesa afuera de la granja donde se encontró un gran laboratorio de cocaína
 

Reproduce este artículo

Las autoridades de los Países Bajos desmantelaron un laboratorio para el procesamiento de cocaína, ocupado por personas de nacionalidad colombiana, a mediados de agosto en la ciudad de Nijeveen, al norte del país, reportó el portal investigativo InSigth Crime.

Hasta la fecha, es la interceptación del laboratorio de cocaína más grande encontrado por la Policía holandesa, donde fueron hallados 100 kilos de cocaína, decenas de miles de litros de productos químicos y fueron detenidas 17 personas, entre ellas 14 colombianos.

“Este es el laboratorio de cocaína más grande jamás encontrado en los Países Bajos. Dada la cantidad de personas que trabajaban allí, la instalación, el tamaño, el mobiliario y el equipo, estimamos la capacidad de producción en 150 a 200 kilos de cocaína por día. Esta cantidad de kilos equivale a un valor en la calle de entre 4,5 y 6 millones de euros sin adulterar”, explicó el inspector del Desmantelamiento de Soporte de Instalaciones Nacionales (LFO, por su siglas en Neerlandés),  André van Rijn.

En otra operación simultánea en la ciudad Apeldoorn, provincia de Güeldres, la Policía holandesa desarrolló redadas en varias bodegas, descubriendo 120 toneladas de carbón vegetal, en el cual se cree que se puede ocultar la pasta de coca mediante un proceso conocido como “contrabando químico”, para luego ser convertida en cocaína.

La práctica de ocultar pasta de coca en carbón se ha detectado previamente en Colombia, lo que podría indicar que las drogas en el laboratorio de Nijeveen provenían del país suramericano, indicó InSigth Crime.

El país europeo registra un aumento en las incautaciones de cocaína; a comienzos del mes de agosto, en el puerto de Róterdam, las autoridades decomisaron más de 700 kilos de cocaína escondidos en cajas de plátanos. Asimismo, han descubierto laboratorios de procesamiento de cocaína en todo el territorio, algunos de estos después de sufrir algún incendio o explosión.

De acuerdo con el portal investigativo, la presencia de los 14 colombianos indica que los narcotraficantes suramericanos no solo envían toneladas de cocaína a Europa, sino que además están involucrados en otras etapas de la cadena de producción de drogas en el Viejo Continente, como el procesamiento de cocaína sin refinar.

A través del camuflaje químico, los narcotraficantes en Colombia estarían incorporando el clorhidrato de cocaína en materiales como textiles, champú o carbón mediante una serie de procesos químicos. Para ser enviados a empresas “fantasma” en Holanda u otros países europeos, donde extraerían el clorhidrato de cocaína.

El periodista colombiano Nelson Matta dijo a InSight Crime que este proceso es difícil, y que los traficantes colombianos son llevados a laboratorios de drogas europeos para supervisar el proceso y capacitar a sus homólogos de otros países.