Capturan a hombre que atacó a su exnovia con un hacha

Miguel Camilo Parra Niño se encontraba escondido tras propinarle siete hachazos a su pareja, Ángela del Pilar Ferro Gaitán, y había cambiado su apariencia física para no ser detectado.
Miguel Camilo Parra Niño, el hombre que atacó a su exnovia con un hacha
 

Reproduce este artículo

Capturan a un hombre que atacó a su exnovia con un hacha en su propio apartamento ubicado en el barrio El Redil de la localidad de Usaquén, en Bogotá, confirmaron este martes 27 de octubre las autoridades colombianas.

La Fiscalía General emitió una orden de captura contra Miguel Camilo Parra Niño por propinarle siete hachazos a su pareja, Ángela del Pilar Ferro Gaitán, el pasado 16 de octubre en un apartamento al norte de Bogotá.

El agresor, de 30 años de edad, se encontraba prófugo desde el día que atacó a su exnovia, cambió su apariencia cortándose el cabello y la barba, se refugió en casas de amigos y familiares en Bogotá y en los municipios de Mosquera y Fusagasugá, ambos en Cundinamarca, indicó agentes de la Fiscalía.

Parra Niño permaneció escondido durante varios días en una finca, ubicada en una zona boscosa del municipio de Fusagasugá, y fue capturado por las autoridades cerca de las 10:30 p.m., luego de que saliera de su escondite gracias a la alarma de un vehículo.

Este sujeto fue trasladado a la URI de Puente Aranda y este mismo martes sería la audiencia para imputar cargos por intento de feminicidio.

Familiares y amigos han denunciado que esta no sería la primera vez que Parra Niño atacaba a Ángela Gaitán, quien conoció hace más de un año a través de la aplicación de citas Tinder, sus problemas de convivencia aumentaron en las últimas semanas y ella habría manifestado su intención de separarse de él tras sufrir varios episodios de celos.

Los familiares de la víctima hicieron un único pronunciamiento: "Por Dios es la mejor noticia". A pesar de que aún no salen de la conmoción, están alegres de que se haga justicia.

La víctima, Ángela Ferro, que se está recuperando del ataque dijo que aún no comprende porqué razón su pareja fue capaz de cometer semejante acto. "Él ya había sido agresivo, me había tirado de la cama, había intentado morderme pero al mismo tiempo era detallista y cambiaba. Era como si fueran dos personas", dijo la mujer.

"Su captura fue una sorpresa, tengo muchos nervios, estoy contenta, sé que viene un largo proceso pero también tengo mucho miedo. Han aparecido exparejas de él que sufrieron más o igual que yo y que se tuvieron que ir del país", agregó.

Miguel Camilo Parra Niño se presentó ante Ángela como un hombre cristiano, que no tomaba, no fumaba y era administrador de una tienda de artículos para mascotas, dijo Oscar Salazar, amigo de Ángela Ferro, a Infobae.

Antes de convivir con Ángela, Parra Niño vivía con su mamá, y quienes lo conocen señalan que sus relaciones sentimentales han sido problemáticas.

Lo consideraban, además, un fanático religioso que hacía parte de la iglesia cristiana Rebaño de Lobo. El Tiempo habló con Chak García, pastor en esa iglesia, y aunque admite que Miguel sí fue allí en tres ocasiones y Ángela, en una, ellos nunca asesoraron a la pareja.

También lo señalan de ser una persona homofóbica que no toleraba a los miembros de la comunidad LGBTI. “Yo tengo a mi pareja, somos gais, y mientras Ángela estuvo con él ella se separó mucho de nosotros”, contó uno de los mejores amigos de la víctima. “Él era posesivo, manipulador, está armado y siempre ha sido muy grosero con su tía y su mamá”.