Skip to main content

Sacerdote Reyes critica a cubanos que no se abstienen en votaciones por “no marcarse” con régimen

Alberto Reyes, una de las voces católicas más duras con el régimen de Cuba, criticó a quienes no se abstienen de participar en votaciones y otras convocatorias de la dictadura

Actualizado: 6 January, 2023

 

El sacerdote Alberto Reyes Pías, una de las voces de la Iglesia católica de Cuba más duras con el gobierno, criticó este miércoles a quienes no se abstienen de participar en votaciones y otras convocatorias del régimen comunista para “no marcarse”.

Reyes, párroco del poblado de Esmeralda, en Camagüey, publicó en su Facebook una reflexión sobre la “dignidad”, una de las palabras más usadas por el discurso propagandístico de las autoridades. Según el líder religioso, en Cuba mucha gente “no tiene ni idea” de lo que significa.

“La dignidad no es algo que se merece o se recibe de una autoridad, porque el valor de una persona es intrínseco a ella. La dignidad nunca se pierde, pero lo que sí puede perderse, o manipularse, es la conciencia de la dignidad, la conciencia del propio valor”, escribió.

El sacerdote católico expresó que, en la isla, quien no se integra “a un programa político o ideológico”, quien no se manifiesta “a favor de un proyecto partidista”, pasa a ser para el oficialismo un “ciudadano de segunda” y un “desafecto”. Quien se oponga abiertamente al régimen “se arriesga a que se le niegue el derecho a expresarse e incluso el derecho a la libertad o a permanecer en su propio país”, afirmó Reyes.

De acuerdo con el cura, “esto hace que muchas personas entren en el pánico de 'no marcarse' (…) ante la mirada evaluadora e inquisidora del poder, y buscan por todos los medios dejar claro que ellos 'sí se portan bien': participan en todas las iniciativas del gobierno (…), van a todas las manifestaciones, a todas las reuniones, a todos los comicios electorales aunque sean una farsa, (…) siempre están a favor de lo que se pide y nunca en contra, y nunca se abstienen, porque la abstención puede ser ya 'sospechosa'”.

Alberto Reyes también hizo referencia al llamado de la sociedad civil al boicot de las elecciones municipales del 27 de noviembre último. “Llega a tal punto su terror, que incluso en los momentos en que se les pide su opinión a través de un voto personal y secreto, no se atreven a plasmar lo que verdaderamente piensan, porque… 'nunca se sabe'”, lamentó.

Según el párroco, este tipo de cubanos, “cuando sus hijos van creciendo y van manifestando que no quieren vivir como esclavos, hacen lo imposible porque [los hijos] abandonen el país, y prefieren la lejanía y la separación a enfrentarse a un gobierno que se ha erigido como fuente del valor de los individuos”.

En opinión del padre Reyes, “si bien la dignidad es algo con lo que se nace, es necesario crecer en la conciencia de la propia dignidad, es necesario aprender no sólo a reconocer el propio valor sino a defenderlo, a protegerlo, y a asumir los precios de elegir existir”.

No obstante, las elecciones de delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular en Cuba registraron el domingo cifras récord de abstención, con la ausencia del 31,42% de los votantes empadronados, según datos preliminares ofrecidos por Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta del Consejo Electoral Nacional. Los comicios fueron calificados de “ilegítimos” por expertos y por la sociedad civil.


Actualidad