Skip to main content

Más de 30 detenidos tras cacería del régimen a “revendedores” en La Habana

Un perfil de la Seguridad del Estado en Facebook aseguró que más de 30 personas fueron detenidas en un operativo en la “Feria de 100 y Boyeros”

Image
Cacería policial del régimen contra revendedores en La Habana
Montaje ADN Cuba | Cacería policial del régimen contra revendedores en La Habana

Actualizado: 21 October, 2022

 

El perfil de Facebook de la Seguridad del Estado del régimen, bajo el nombre de “La Página de Mauro Torres”, aseguró que un operativo policial en la Feria de “100 y Boyeros” llevó a la detención de más de 30 personas que revendían productos en la zona.

Según la cuenta oficialista, “durante la mañana” del 20 de octubre, en “un operativo policial desarrollado en la feria de la Calle 100 y Boyeros, fueron detenidas más de treinta personas por revender diferentes productos de primera necesidad”.

La información refiere que “bien temprano” la policía del régimen y oficiales de la Seguridad del Estado se llevaron a varios “revendedores” que laboran en esa zona. Supuestamente, los “acusados” estaban revendiendo cartones de huevo a 2 mil pesos cubanos y los paquetes de pollo, que en la tienda cuestan 90 pesos, a 1500.

“El operativo llegó hasta una casa muy cerca de allí y lo que sacaron de allá adentro fue un camión de cartones de huevos y un frezzer cargado de paquetes de pollo y picadillo. Conté más de cuatrocientos cartones de huevo”, señaló una testigo.

El perfil oficialista advierte que este “es el primero de otros operativos que se llevarán a cabo en La Habana contra los revendedores que tanto daño hacen a la población”.

Operativo Minint revendedores

“El revendedor...el último de la cadena...esperemos que el operativo llegue a los principales eslabones los que se roban todo al estado o mejor dicho al pueblo”, comentó en Facebook la usuaria Karina García sobre el suceso.

Otra usuaria, Elina Mendoza, señaló que era cierto que los revendores eran “unos abusadores”, pero que la culpa de que esto sucediera la tienen otras personas en el estado. Mendoza se cuestionó de dónde salía esa cantidad de productos y que ahora les caía “todo el peso de la ley” y seguían “pagando justos por pecadores”.

“Bien, por algo se empieza, pero recuerden que ellos son solo un eslabón de la cadena. A seguir trabajando para que aquellos que le trabajan al Estado puedan adquirir algunos de estos productos básicos. ¿Mi pregunta ahora es qué van hacer con toda esa mercancía decomisada?”, se preguntó la cubana Maribel Martínez.