Shalala busca su reelección (y lanza un café)

La congresista demócrata Donna Shalala, que busca ser reelegida este año por el distrito 27 de Florida, del que forma parte el barrio de Miami conocido como la Pequeña Habana, ha lanzado para las elecciones de noviembre su propia marca de café, La Shalala, porque esa bebida "une a las personas".

El café de Shalala, que fue secretaria de Salud durante los dos mandatos presidenciales de Bill Clinton (1993-2001) y presidió la Universidad de Miami de 2001 a 2015, está disponible en la página de campaña de la congresistas por "una donación de 10 dólares", informó el lunes su portavoz, Raúl Martínez.

La congresista de 78 años, que en las elecciones legislativas de 2018 ganó el distrito que durante casi tres décadas estuvo en poder de la congresista de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen, se enfrentará el 3 de noviembre de 2020 a quien resulte ganador de las primarias republicanas para ese puesto.

La veterana política no es de origen cubano y su distrito, por el contrario, está habitado mayoritariamente por personas de origen latinoamericano (63%), especialmente cubanas, algo que desde el campo republicano es utilizado contra ella pues su origen es libanés y no domina el español.

Shalala siempre ha dicho que la única característica de su distrito es que es "muy americano", al señalar que todos han aprendido a vivir allí juntos.

El Distrito 27, incluye además de cubanos a nicaragüenses, venezolanos y salvadoreños, entre otros inmigrantes latinoamericanos.

El café de "La Shalala" como la llaman popularmente le hace un guiño a los amantes del "cafecito" cubano que se vende y se toma en todo el distrito 27.

Incluso el empaquetado de "La Shalala", que es tostado, molido y empacado en Miami, según explicó Martínez, es de los mismos colores rojo y amarillo de una conocida marca de café cubano.

En el paquete aparece la imagen de la congresista en una de las esquinas superiores y abajo la leyenda "siempre el mejor".

Cuando asumió su puesto en el Congreso, Ileana Ros-Lehtinen, la anterior congresista por el distrito 27, le regaló a Shalala una cafetera para hacer café cubano.

Shalala dijo entonces que, al igual que hizo Ros-Lehtinen, iba a poner sus prioridades en la inmigración y la búsqueda de un cambio político en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

"Tomar un cafecito por la mañana es un rito que une a las personas de nuestra comunidad. En estos tiempos, deberemos enfocarnos en lo que nos une, no en nuestras divisiones. Es por eso que saqué mi propia línea de café - Café la Shalala!", escribió la congresista en español e inglés en Facebook.

Shalala le ganó en 2018 por un 51 % frente a un 45 % de los votos a la periodista de origen cubano María Elvira Salazar, que es uno de los candidatos a la nominación republicana para competir por el Distrito 27 de Florida el próximo 3 de noviembre próximo.