Habla padre de niña de 15 años en coma inducido por COVID-19 en Florida

La adolescente lleva 10 días internada en el Broward Health, en Fort Lauderdale, luego de dar positivo por COVID-19
Orlando Velásquez, padre de Paulina Velásquez
 

Reproduce este artículo

Orlando Velásquez se encuentra preocupado por la vida de su hija, Paulina Velásquez de 15 años, quien fue puesta en coma inducido después de dar positivo a la prueba del COVID-19 en el condado de Broward.

“Se iba a vacunar a finales de junio, ese era el plan que teníamos”, señaló Velásquez en declaraciones a la prensa.

La joven está ingresada de emergencia en el campus principal de Broward Health, en Fort Lauderdale, y su madre, Agnieszka Velásquez, está internada en la sala de cuidados intensivos por dar positivo también a la prueba del virus.

Su padre explicó que la menor comenzó a sentir fuertes dolores de oído y de garganta semanas atrás. Su hermano, Tomás Velásquez, dijo que su madre sabía que “algo andaba mal”.

A pesar de que la familia tenía planes para vacunar a la niña, el virus la alcanzó primero; sin embargo, ha cobrado fuerzas, principalmente entre los pacientes no vacunados.

El hermano de la joven cuenta que su madre la llevó de emergencia al hospital: “se estacionó en el garaje y mi hermana apenas podía salir, se sentía muy cansada y le dijo a mi mamá que no podía respirar, así que mi mamá tuvo que arrastrarla hasta urgencias”.

La pediatra, Jennifer Davis, informó que Paulina fue admitida hace 10 días con una gran afectación respiratoria a causa del COVID-19.

“Ha mejorado bastante pero desafortunadamente en las últimas 48 horas no hemos podido desconectarla del ventilador artificial”, indicó.

Su madre reconoció que “es difícil como mamá, ver a su hija en ese estado”, pero dijo esperanzada que “se va a curar y va a salir de esa enfermedad muy pronto”.

Se creó una página de GoFundMe para ayudar a la familia con las crecientes facturas del hospital. Si desea colaborar, puede ingresar aquí.