Skip to main content

Gobernador Ron DeSantis firma proyecto de ley para acabar con "reino corporativo" de Disney

Disney había operado como un estado dentro de un estado durante más de 50 años. La empresa tenía capacidad para emitir bonos, recaudar impuestos y controlar servicios públicos

Actualizado: Tue, 02/28/2023 - 16:07

El gobernador de Florida, Ron DeSantisfirmó este lunes un proyecto de ley que otorga al Estado el control del distrito fiscal especial de Walt Disney World, dándole al parque temático de Orlando un amplio grado de autonomía.

"El reino corporativo finalmente llega a su fin", expresó DeSantis durante un evento de prensa en Lake Buena Vista, cerca de Orlando. "Hay un nuevo sheriff en la ciudad, y la rendición de cuentas estará a la orden del día".

El proyecto de ley rebautiza el Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek, autogobernado por Disney, como "Distrito de Supervisión del Turismo de Florida Central". Con el estado ahora en control del distrito, la administración DeSantis puede nombrar a los miembros de la junta de supervisión de cinco personas.

Disney había operado como un estado dentro de un estado durante más de 50 años. La empresa tenía capacidad para emitir bonos, recaudar impuestos y controlar otros servicios públicos, como la policía y los bomberos, la recogida de basuras y el mantenimiento de carreteras. Con la nueva ley, Disney tendrá que cumplir la normativa estatal como cualquier otro parque temático de Orlando.

"Permitir que una corporación controle su propio gobierno es una mala política, especialmente cuando la corporación toma decisiones que afectan a toda una región", explicó DeSantis. "Esta legislación acaba con el estatus de autogobierno de Disney y hace que viva bajo las mismas leyes que todos los demás, garantizando que pague sus deudas y su parte justa de impuestos".

El año pasado, DeSantis se enfrentó a Disney por una ley que prohibía a las escuelas enseñar sobre género y orientación sexual a los alumnos menores de cuarto grado. En marzo, el ex CEO de Disney, Bob Chapek, criticó públicamente el proyecto de ley, conocido como "Don't Say Gay", y presionó en contra de la ley, alegando que aislaría y estigmatizaría a los jóvenes LGBT.

DeSantis respondió prometiendo despojar a Disney de su poder de gobierno especial durante una sesión legislativa especial, llamándolo un proveedor de la ideología "woke".